22 de marzo de 2019
  • Jueves, 21 de Marzo
  • 7 de abril de 2014

    La Diputación de Guadalajara seguirá reclamando la cámara de video "desaparecida" a la anterior presidenta

    GUADALAJARA, 7 Abr. (EUROPA PRESS) -

    La presidenta de la Diputación de Guadalajara, Ana Guarinos, ha calificado hoy de "absurdo" que la expresidenta de la Institución provincial, María Antonia Pérez León, haya decidido presentar una querella por calumnias contra ella por reclamarle una cámara de video "desaparecida" que se adquirió durante el mandato de Pérez León y en el documento de compra aparece su firma dando el visto bueno a la misma para el Departamento de Turismo.

    Tal y como ha explicado Guarinos en el transcurso de una rueda de prensa, en el Departamento de Turismo aseguran que nunca han utilizado una cámara de video para el desarrollo de sus funciones, que tampoco han tenido noticia de su existencia en el departamento de prensa y no aparece en el Inventario de la Institución.

    Así las cosas, según ha adelantado la presidenta, "nosotros vamos a seguir reclamando la cámara porque el dinero público es sagrado y cuando se adquiere un bien con cargo al Presupuesto de la Diputación esos bienes no pueden desaparecer y lo único que le estamos diciendo es que nos diga dónde está a la cámara o a quien se la entregó".

    Por otra parte, en la misma rueda de prensa, el vicepresidente de la Diputación, Lorenzo Robisco, con el que también se ha querellado la expresidenta por coacciones, ha negado las mismas y ha dicho que únicamente le envió una carta "muy normal" en la que se le dice que la Fundación Apadrina un Árbol ha pedido 300.000 euros a la Diputación, "y le pedimos que nos defienda porque no debemos ese dinero y usted lo sabe porque estaba allí firmando las actas de dicha Fundación", ha añadido.

    Robisco ha asegurado que pronto hará pública dicha carta "en la que se le dice que si a nosotros nos condenan sin duda alguna los responsables serán ellos porque quien ha prometido un dinero que no era suyo lo tendrá que reponer y creo que nadie se puede ofender ni molestar porque las Fundaciones no pueden ser un instrumento para generas agujeros económicos".

    En ese sentido, Guarinos ha señalado que la Diputación de Guadalajara no debe nada a la Fundación Apadrina un Árbol "porque entendemos que los supuestos compromisos que se pudieran haber adquirido con esa fundación por parte de quien entonces era la presidenta no eran compromisos legalmente asumidos porque eran cantidades que ni se había presupuestado ni se habían comprometido por órgano competente".

    "Ni yo ni la anterior presidenta ni ningún presidente de la Institución Provincial puede asumir compromisos de gastos sin seguir un procedimiento legalmente establecido, sin que esos compromisos los asuma el Pleno de la Diputación de Guadalajara", ha argumentado.

    Además, ha dicho que "tampoco ningún miembro de la Diputación puede asumir compromisos de crédito con ninguna entidad financiera sin que lo autorice previamente el máximo órgano de la Institución Provincial que es el pleno por lo tanto la Diputación Provincial no tiene ni reconoce ninguna deuda con la Fundación Apadrina un Árbol", ha dicho.