23 de noviembre de 2019
  • Viernes, 22 de Noviembre
  • Jueves, 21 de Noviembre
  • 16 de octubre de 2019

    Echenique responde a Pastor que la represión no es solución en Cataluña

    Echenique responde a Pastor que la represión no es solución en Cataluña
    El secretario de Acción de Gobierno e Institucional de Podemos, Pablo Echenique, en Ciudad Real - EUSEBIO GARCÍA/EUROPA PRESS

    CIUDAD REAL, 16 Oct. (EUROPA PRESS) -

    El secretario de Acción de Gobierno e Institucional de Podemos y candidato de Unidas Podemos al Congreso por Zaragoza, Pablo Echenique, ha querido hacer ver a la número dos del PP por Madrid al Congreso, Ana Pastor, que la represión no es la solución en Cataluña como demostró la aplicación del 155, que "no solucionó el problema, sino que se agravó".

    Así ha contestado el representante de Podemos en Ciudad Real, donde ha participado junto a varios candidatos regionales de su partido en un foro económico, a la solicitud realizada por la 'popular' horas antes en la misma ciudad de que se pusiera en marcha la Ley de Seguridad Nacional por las protestas originadas en Cataluña como consecuencia de la sentencia del 'procés'.

    Por el contrario, Echenique ha propuesto el diálogo "como primera opción" y no adelantar "posibles escenarios represivos". Y es que para Unidas Podemos cada vez "parece más evidente" que la represión "no es la vía que aporta altura de Estado y de miras al país", a lo que ha añadido que no le "sorprende" que eso sea lo que defienda el PP, pero sí "un poco más" que cada vez Pedro Sánchez esté más cerca del los planteamientos del PP y de Ciudadanos en este tema porque además, ha reprochado, el líder socialista accedió a la Secretaría General de su partido "con un discurso completamente distinto".

    Ha reconocido que el conflicto catalán es un tema importante, y por eso el líder de su partido, Pablo Iglesias, está reunido con el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, pero ha opinado que a veces "pareciera que no se aborda el conflicto catalán como un problema de Estado, sino más como un pegamento de un futuro gobierno de PSOE y de PP después de las elecciones que no tendría como primer objetivo tal conflicto sino blindar los privilegios y recortar por abajo si viene una futura crisis económica en España", ha concluido.