16 de octubre de 2019
25 de enero de 2009

Estatuto C-LM.- PSOE achaca la actitud del PP, ante la petición de Barreda, al "nerviosismo por el presunto espionaje"

TOLEDO, 25 Ene. (EUROPA PRESS) -

La secretaria de Comunicación del PSCM-PSOE, Esther Padilla, afirmó hoy que Castilla-La Mancha "debe ser la única comunidad autónoma donde ante una convocatoria de una sesión Parlamentaria, la oposición se enfada e insulta al presidente regional, José María Barreda, solo por querer acudir al Parlamento a dar información". Según Padilla, la reacción de los dirigentes del PP "solo se puede entender por el nerviosismo que vive la familia 'popular' al haberse conocido un presunto caso espionaje entre dirigentes del PP.

A juicio de Padilla, que se según informó en nota de prensa el PSOE, se mostró sorprendida por la reacción del PP ante el anuncio del presidente regional de solicitar la celebración de un Pleno para "hablar con luz y taquígrafos, claramente" sobre cómo están las cosas, en relación con la tramitación del Estatuto de Castilla-La Mancha, esta manera de actuar "demuestra una frágil convicción democrática del PP".

La secretaria de Comunicación del PSCM-PSOE cree que el problema que tienen una vez más en el PP regional "es de prioridades de su jefa, María Dolores de Cospedal, que está tan ocupada en atender los líos internos del PP, que no le viene nada bien que se convoque el Pleno de las Cortes Regionales".

Por eso, añadió Padilla, De Cospedal manda a Tirado, "con la finura y delicadeza que le caracteriza en sus expresiones, a atacar e insultar sin sentido ni justificación al presidente Barreda".

Mientras tanto, según Esther Padilla, "De Cospedal solo tiene tiempo para atender los asuntillos relacionados con los presuntos espionaje s entre dirigentes del PP, por eso no puede dedicar ni un solo segundo a lo que interesa a Castilla-La Mancha, como es en este momento la situación por la que atraviesa la tramitación de nuestro Estatuto, donde la presidenta regional del PP está realizando un lamentable doble juego, de decir una cosa aquí y la contraria en Madrid y en el Levante español", concluyó.