19 de febrero de 2020
27 de septiembre de 2008

Fallece María Recuenco, hija adoptiva de Cuenca, que será enterrada hoy en Madrid

CUENCA, 27 Sep. (EUROPA PRESS) -

María Recuenco, hija adoptiva de Cuenca, falleció ayer en Madrid, donde hoy se ha instalado la capilla ardiente, a la que se han desplazado numerosas personalidades de la ciudad. El funeral se celebrará a las 15.30 horas en el cementerio madrileño de Carabanchel, donde recibirá sepultura.

Junto a su marido Justo Yúfera, Recuenco protagonizó importantes donaciones para la capital conquense, que permitieron, entre otras, la construcción de los pabellones Luis Yúfera y Luis Yúfera Recuenco, ubicado en el campus universitario junto a la Fuensanta. También fomentaron la creación de becas y donaron fondos para la Biblioteca de la Universidad.

María Recuenco era natural de Cañada del Hoyo (Cuenca), y además de ser, como su marido, hija adoptiva de Cuenca, había recibido la medalla de Oro del Patronato Universitario Cardenal Gil de Albornoz. Por ello, el campus universitario de Cuenca ha decretado cuatro días de luto oficial, hasta el próximo martes, en homenaje a Recuenco. Las banderas ondearán a media asta y la universitaria lucirá el crespón negro.

El vicerrector, José Ignacio Albentosa, lamentó en declaraciones a Europa Press, la pérdida que para la comunidad universitaria y la sociedad conquense supone el fallecimiento de María Recuenco. Albentosa resaltó la generosidad del matrimonio y su calidad humana, "que lamenta toda la sociedad universitaria, desde el vicerrectorado hasta los alumnos, que utilizan, sin conocer a María, un pabellón construido gracias a ella".

Al igual que el vicerrector, se desplazó hoy sábado a Madrid el alcalde de la capital conquense, Francisco Pulido, que transmitió a la familia el dolor de la sociedad conquense. El primer edil declaró a Europa Press que "el sentir conquense es de pérdida por la muerte de doña María, que tuvo que salir de Cuenca para buscar trabajo, pero que luego siempre ha tenido muy presente y ha beneficiado a su pueblo y a la ciudad de Cuenca".

Desde el resto de instituciones conquenses, como la delegación de la Junta o la Diputación, se han unido al dolor por la pérdida de María Recuenco, y enviaron sus muestras de condolencias a la familia. María Recuenco y Justo Yúfera fueron nombrados hijos adoptivos de Cuenca el pasado 23 de mayo, a la vez que el ex director de la UNESCO Federico Mayor Zaragoza. Además de las donaciones a la capital, también sufragaron la construcción de una residencia de mayores en Cañada del Hoyo, pueblo natal de María.