21 de octubre de 2019
  • Domingo, 20 de Octubre
  • Sábado, 19 de Octubre
  • 10 de septiembre de 2018

    Fedeto considera que Cebolla debe ser declarada zona catastrófica para recibir ayudas

    Fedeto considera que Cebolla debe ser declarada zona catastrófica para recibir ayudas
    EUROPA PRESS

    TOLEDO, 10 Sep. (EUROPA PRESS) -

    La Federación Empresarial Toledana (Fedeto) considera que dicha localidad ha de ser declarada zona catastrófica para lograr que se adopten por parte del Gobierno de España medidas económicas como ayudas al empleo con la reducción de medidas fiscales y de la Seguridad Social, así como determinadas exenciones de las cuotas del Impuesto de Bienes Inmuebles o reducciones del Impuesto sobre Actividades Económicas.

    Fedeto está contactando con los empresarios de Cebolla para interesarse por su situación y recomendando que hagan una valoración de daños cuanto antes. Ello podría dar lugar a la concesión de ayudas para soportar los daños en viviendas y en establecimientos empresariales y, también, para las explotaciones agrícolas y ganaderas que hayan sufrido daños que no sean asegurables, según ha informado la Patronal toledana en nota de prensa.

    También podría dar lugar a beneficios fiscales como la exención de las cuotas del Impuesto sobre Bienes Inmuebles correspondientes al ejercicio en que haya tenido lugar el siniestro, que afecten a viviendas, establecimientos industriales, turísticos, mercantiles y profesionales, explotaciones agrarias y forestales, locales de trabajo y similares, dañados como consecuencia directa del siniestro.

    También sería posible una reducción en el Impuesto sobre Actividades Económicas a las empresas cuyos locales de negocio o bienes afectos a esa actividad hayan sido dañados como consecuencia directa del siniestro. Además, se podría pedir, respecto de los recibos satisfechos correspondientes a los ejercicios que pudieran incluirse en el decreto que declare la zona catastrófica, se podría pedir la devolución de las cantidades ingresadas.

    Por otra parte, podrían declararse exentas de las tasas de Tráfico la tramitación de las bajas de vehículos solicitadas como consecuencia de los daños producidos por el siniestro y la expedición de duplicados de permisos de circulación o de conducción destruidos o extraviados por dichas causas.

    Una declaración de este tipo podría dar lugar a que la disminución de ingresos en tributos locales que se produzcan en el ayuntamiento sea compensada con cargo a los Presupuestos Generales del Estado.

    Igualmente sería posible que quedaran exentas del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas las ayudas excepcionales por daños personales que se pudieran conceder, serían posibles reducciones fiscales especiales para las actividades agrarias.

    Podría decretarse una moratoria en los créditos hipotecarios, sus amortizaciones e intereses vencidos o que venzan cuando los bienes gravados con hipoteca hayan sufrido daños.

    Se podría autorizar al Instituto de Crédito Oficial a concertar operaciones de crédito adicionales a las previstas en la Ley de Presupuestos Generales del Estado con la finalidad exclusiva de financiar los créditos excepcionales que por el Gobierno puedan acordarse para atender a las personas o Entidades que hayan sufrido daños directos como consecuencia de las inundaciones.

    Y finalmente, se podría, si el Gobierno lo aprueba, suspender las cuotas de Seguridad Social durante el tiempo que duren las obras de reacondicionamiento.

    Para leer más