15 de octubre de 2019
3 de enero de 2009

La Fuente Agria de Puertollano (Ciudad Real) será protegida con normas urbanísticas específicas

CIUDAD REAL, 3 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Fuente Agria, uno de los emblemas de Puertollano (Ciudad Real) durante los últimos cuatro siglos, será protegida por normas urbanísticas específicas, tras un estudio hidrogeológico realizado por técnicos de la empresa Sufi.

Según informa el Ayuntamiento, en un comunicado, el análisis ha permitido conocer con exactitud que el venero de agua con sabor ferruginoso procede de la falda sur del cerro de cuarcitas de Santa Ana.

La zona de especial protección afecta a una extensión de 30 hectáreas, es decir todo, el entorno más directo de la Fuente Agria, todas las de alrededor de la zona sur del Paseo de San Gregorio, donde se encuentra.

En esta franja las cimentaciones de las nuevas construcciones no podrán tener una profundidad mayor de un metro y medio y las conducciones de agua o de otro tipo y elementos de urbanización -semáforos, farolas, entre otros-, tampoco tendrán una profundidad más allá de los dos metros.

El perímetro de protección, mucho más flexible, se extenderá a otras 59 hectáreas, en el que será necesario presentar el proyecto de construcción acompañado de un estudio geofísico de la zona afectada de la obra a desarrollar que justifique su viabilidad.

Es la primera vez en la historia que se realiza un detallado estudio sobre el agua agria, tras la desecación que se produjo como consecuencia de las obras de construcción de un bloque de viviendas que se llevaban a cabo en la calle Numancia.

Un estudio que desvelaba cómo se recuperaba progresivamente el caudal pasando de 4 a 8 litros por minuto -en el caño de beber- y que recibía aportaciones del propio acuífero y de las ocasionales lluvias.