5 de abril de 2020
14 de febrero de 2014

Fundación CCM y sindicatos terminan el periodo de consultas del ERE con el "compromiso" de que no haya despidos

TOLEDO, 14 Feb. (EUROPA PRESS) -

Este viernes 14 de febrero los sindicatos y representantes de la Fundación CCM han dado por concluido el periodo de consultas del Expediente de Regulación de Empleo planteado por la Fundación.

En un comunicado, la Fundación ha reiterado su compromiso de no llevar a cabo despidos, tras la inicial propuesta presentada, "al objeto de dar tranquilidad a la plantilla y pidiendo que esta circunstancia fuera debidamente valorada por los representantes de los trabajadores".

A la vista de la diferente problemática que afecta a la Residencia de Mayores y al resto de centros de trabajo, las partes han decidido finalizar el periodo de consultas con soluciones distintas para uno y otro caso.

Así, en la Residencia, la Fundación aplicará las medidas de tipo organizativo y retributivo que cuentan con un diferente criterio de valoración por parte de las centrales sindicales presentes en la mesa de negociación, aceptándose no obstante por todos los presentes la necesidad de abordar las medidas de reorganización, y que se van a aplicar en el "bien entendido que se seguirá trabajando en las fórmula que hagan más viable y eficiente la Residencia de Mayores, y que garanticen la mejor atención para los residentes allí acogidos".

Para el resto de los trabajadores, dieciséis, repartidos en siete centros de Toledo, Cuenca y Albacete, las partes se han hecho eco de las recomendaciones de la autoridad laboral que manifestó, en el proceso negociador, que el cambio de las medidas extintivas (despidos) por las suspensiones temporales de contrato y de jornada, requería, por exigencia de la ley, de la apertura de un expediente distinto, de menor duración.

Las partes, según indica la Fundación, han valorado aprovechar el contenido de las negociaciones habidas hasta este viernes, que será el punto de partida del nuevo proceso para los citados siete centros, que se iniciará, por acuerdo alcanzado entre las partes, con la mayor brevedad posible, cumpliendo con las exigencias de la ley en este punto.

La Fundación confía en la rápida solución de este proceso, "por cuanto se va a aprovechar todo lo negociado hasta el momento, para implantar las medidas de racionalización de costes en estos centros de trabajo, que garanticen la viabilidad y supervivencia y de la misma".

La Fundación mantendrá los mismos principios negociadores que han inspirado el proceso que concluye, abierto a las sugerencias y propuestas sindicales, "pero sin que pueda orillarse que deben abordarse medidas tendentes a reducir los costes que puede soportar actualmente la Fundación". Para ello confía en la buena disposición mostrada hasta el momento por las organizaciones sindicales.