27 de febrero de 2021
30 de marzo de 2014

El Gobierno de Castilla-La Mancha desarrolla dos protocolos operativos con la Unidad Militar de Emergencias

El Gobierno de Castilla-La Mancha desarrolla dos protocolos operativos con la Unidad Militar de Emergencias
EUROPA PRESS/JCCM

TOLEDO, 30 Mar. (EUROPA PRESS) -

Incrementar la colaboración entre Protección Civil de Castilla-La Mancha y la Unidad Militar de Emergencias (UME), con el fin de mejorar la operatividad en la resolución de aquellas situaciones de emergencia que se declaren en la región, es el objetivo de los dos protocolos desarrollados recientemente entre la Consejería de Presidencia y Administraciones Públicas y los responsables del I Batallón de la UME.

Estos dos acuerdos operativos son fruto del convenio de colaboración firmado entre la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha y el Ministerio de Defensa, el pasado mes de julio, por el consejero de Presidencia y Administraciones Públicas, Leandro Esteban, y el teniente general de la Unidad Militar de Emergencias, César Muro, en Hellín (Albacete), ha informado la Junta en nota de prensa.

Así, el primero de los acuerdos tiene como fin agilizar la activación de los recursos de la Unidad Militar de Emergencias a través de una alerta temprana, que se comunicará directamente a la UME desde el Servicio de Atención de Urgencias 1-1-2, con el fin de anticipar la salida de las dotaciones para su incorporación a una emergencia.

Además, este documento establece la integración de la Unidad Militar en el dispositivo global de la emergencia. Para ello, la UME trasladará un oficial de enlace al Centro de Coordinación Operativa (donde se encuentra la dirección del Plan) y otro al Puesto de Mando Avanzado, con el fin de asegurar la correcta coordinación entre los efectivos militares y el resto de los grupos que trabajan en el siniestro.

MAYOR AGILIDAD EN LA ACTIVACIÓN

Gracias a este acuerdo, la intervención de la UME en aquellos casos de una emergencia en cuya resolución se requiera su participación se llevará a cabo con mayor agilidad, mejorando también la coordinación tanto en la llegada de los efectivos como en su actuación con el resto de los cuerpos de intervención.

El otro de los protocolos tiene como fin integrar los sistemas de comunicación utilizados por el Servicio de Atención de Urgencias 1-1-2 de Castilla-La Mancha, en la Red Nacional de Emergencias (RENEM), siempre dentro del marco de la activ