20 de agosto de 2019
  • Lunes, 19 de Agosto
  • 23 de enero de 2014

    Una investigadora de UCLM y del Parque Científico y Tecnológico de Albacete halla niveles altos de ozono en Cabañeros

    Una investigadora de UCLM y del Parque Científico y Tecnológico de Albacete halla niveles altos de ozono en Cabañeros
    DIPUTACIÓN/EUROPA PRESS

    CIUDAD REAL, 23 Ene. (EUROPA PRESS) -

    El Parque Nacional de Cabañeros, una de las principales reservas medioambientales de Europa, presenta niveles relativamente altos de ozono, según un estudio realizado por la investigadora de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM) Florentina Villanueva García.

    Esta científica, perteneciente al programa INCRECYT del Parque Científico y Tecnológico de Albacete (PCYTA), y adscrita al Instituto de Investigación en Combustión y Contaminación Atmosférica de la UCLM, reveló este hallazgo durante un congreso internacional celebrado en Turquía y ahora lo detalla en la revista Atmospheric Environment, referente en este ámbito científico.

    Tras casi un año de realizar mediciones en el Parque Nacional de Cabañeros, la investigadora concluye que "los niveles de ozono encontrados han sido más altos de lo cabría esperar en una zona alejada de fuentes de contaminación", y justifica esta afirmación recordando que el ozono se forma de la combinación de compuestos orgánicos volátiles, la radiación solar y los óxidos de nitrógeno; y que los niveles de estos últimos compuestos en la zona son extremadamente bajos, "lo que no justificaría la formación de ozono a las concentraciones encontradas".

    Según ha informado la UCLM en nota de prensa, aunque puntualiza que su trabajo puede considerarse un "estudio preliminar", la investigadora apunta que estas elevadas medidas de ozono en Cabañeros podrían deberse a la llegada de masas de aire procedentes de la cuenca del Mediterráneo.

    En el estudio realizado en el Parque Nacional se han detectado también más de treinta compuestos orgánicos volátiles en bajas concentraciones y comparables a los encontrados en otras zonas de bosques o rurales. Entre estas sustancias, se han identificado contaminantes procedentes de actividades antropogénicas como benceno, considerado como un marcador del tráfico rodado, y sustancias procedentes de la vegetación como a-pineno y formaldehído, aunque este último también puede proceder de reacciones secundarias a partir de los compuestos orgánicos volátiles emitidos directamente por la vegetación.