21 de mayo de 2019
  • Lunes, 20 de Mayo
  • 15 de enero de 2008

    IPC.- UGT C-LM alerta de que los sueldos subieron menos que los precios y exige un salario mínimo de 1.000 euros

    TOLEDO, 15 Ene. (EUROPA PRESS) -

    UGT Castilla-La Mancha, ante la subida del IPC un 4,5 por ciento en la región, alertó hoy de que los sueldos subieron menos que los precios y exigió un salario mínimo de 1.000 euros ya que descartan que los salarios influyan en la inflación, ya que el incremento salarial pactado en convenios colectivos en la región ha sido sólo de un 3,14 por ciento.

    Por este motivo, el sindicato va a exigir que los Convenios contemplen salarios nunca inferiores a 1.000 euros, y que contengan sin excepción la cláusula de revisión salarial que permita recuperar a los trabajadores la diferencia entre el IPC previsto (para 2007 fue el 2 por ciento) y el real, informó UGT en nota de prensa.

    Consideran que el Gobierno debe vigilar el sistema de formación de precios de productos básicos, ya que los precios en origen no son la causa de la subida de precios, los productores no están obteniendo los beneficios del incremento de los precios finales, sobre todo en materia de elementos básicos o de primera necesidad, para que así no repercuta en los salarios.

    La aceleración del IPC durante los últimos meses provocada por la subida de precios del petróleo y de productos derivados de trigo entre otros, además de producir la pérdida de poder adquisitivo de los trabajadores, culpa a los salarios de esta situación.

    Muestra de que "esto no es cierto" es que el incremento salarial medio pactado a nivel nacional en los convenios colectivos durante el año 2007 es del 2,9%, y del 3,14% a nivel regional, por lo que la subida salarial está por debajo de la inflación en más de un punto porcentual, y por tanto no es consecuencia de la inflación actual.

    Por ello UGT reclama el incremento salarial para poder mantener el poder adquisitivo de los trabajadores a nivel regional. Por tanto, para 2008, seguirá apoyando que en la negociación colectiva se incorpore en todos los convenios un salario mínimo de 1.000 euros, así como también para lograr una necesaria homogeneización salarial a nivel regional, ya que existen diferencias salariales entre las distintas provincias de Castilla-La Mancha.