19 de octubre de 2019
  • Viernes, 18 de Octubre
  • 20 de octubre de 2014

    La Junta de Personal del Área Sanitaria de Talavera lamenta que no se cuente con ellos para tomar medidas

    TALAVERA DE LA REINA, 20 Oct. (EUROPA PRESS) -

    La Junta de Personal del Área Sanitaria de Talavera de la Reina ha lamentado que no se esté contando en "absoluto" con el Comité de Seguridad y Salud ni con los delegados de prevención, que tienen la formación a la hora de tomar medidas ante un posible caso de Ébola en esta zona.

    En una nota de prensa, la Junta de Personal y los delegados de prevención han señalado que ambos tienen representatividad en estos casos a la vez que denuncian que tampoco se está contando con la Junta de Personal, "representante legítima de los profesionales de este área sanitaria, para una mejor gestión de esta crisis".

    No obstante, han felicitado al Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM) por haber tomado las medidas sugeridas por los delegados de prevención de esta Junta de Personal fijando un centro de "referencia" autonómico en el Hospital General Universitario de Ciudad Real "demanda expresada por dichos delegados y aprobada en el Comité de Seguridad y Salud con la presencia y voto afirmativo de los representantes de la administración".

    En ese sentido, han anunciado que se ha tomado la decisión de hacer los traslados hasta dicho centro de referencia mediante un dispositivo especial del 112, petición que también expresaron los delegados de prevención y que debe ir "unida a la educación de la población en caso de sospecha".

    Es por ello, que consideran que se deben dar a la población criterios clínicos "muy claros y concretos" sobre la sospecha de enfermedad para evitar contactos especialmente en los trasportes y salas de espera, evitando la alarma social y facilitando así el proceso de "filtrado de los casos sospechosos", a la vez que dar pautas muy concretas en la forma de actuar de cada uno de los colectivos profesionales con los sospechosos de infección por Ébola en las puertas de acceso al sistema, ya sean hospitales o centros de salud.

    A juicio de la Junta de Personal, las instalaciones y los profesionales deben ser "dotados" de los medios y del espacio físico necesario para poder actuar conforme a los protocolos adecuados a cada caso.

    Así, vigilarán que los equipamientos y vestuario para que guarden todas las garantías y la calidad necesaria tanto para los pacientes como para los trabajadores de la sanidad. Igualmente, debe dotarse a los centros de los espacios de aislamiento en las condiciones materiales adecuadas para su función.

    También recuerdan que en el supuesto de detectarse un caso en un centro determinado debe haberse establecido previamente un "circuito" para que los infectados hagan un recorrido por las instalaciones que no ponga en peligro a otros pacientes o a los propios profesionales.

    Finalmente, los trabajadores del SESCAM del área de Talavera hacen llegar un mensaje de tranquilidad a los usuarios de la sanidad pública.

    Para leer más