22 de septiembre de 2020
17 de octubre de 2009

Lamata reitera el compromiso del Gobierno regional en la lucha contra la pobreza y la exclusión social

En C-LM se estima que el 8% de los ciudadanos pasan dificultades por falta de ingresos suficientes o por razones de exclusión

TOLEDO, 17 Oct. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Salud y Bienestar Social, Fernando Lamata, reiteró hoy que el compromiso del Gobierno regional en la lucha contra la pobreza y la exclusión social de los más desfavorecidos, ya que "nos ha convertido, gracias también al gran apoyo de la ciudadanía, en una de las regiones más solidarias del país tanto en materia de cooperación internacional al desarrollo como en programas y prestaciones de integración social".

El consejero hizo estas declaraciones antes de su encuentro con 30 representantes de las organizaciones y entidades integradas en la Red Europea de Lucha contra la Pobreza de Castilla-La Mancha (EAPN-CLM), con los que ha analizado las distintas estrategias que se pueden poner en marcha para seguir contribuyendo al objetivo de la justicia y la cohesión social, coincidiendo con la celebración del Día Internacional de Erradicación de la Pobreza, informó la Junta en nota de prensa.

De este modo, Lamata se mostró convencido de que "entre todos podemos vencer el hambre y la pobreza y generar espacios de justicia social para todas las personas, independientemente de su lugar de nacimiento", argumentó.

Asimismo, señaló que en un mundo globalizado como el actual "no podemos consentir que 1.200 millones de personas en el mundo vivan en la miseria con menos de un euro al día, porque hay condiciones económicas para evitarlo" y también porque "del desarrollo de esos pueblos depende también nuestro propio futuro", agregó.

En este sentido, el consejero coincidió con el director de EAPN-CLM, Carlos Susías, al afirmar que no se trata de un problema de caridad, generosidad o limosna sino de justicia social y de desarrollo sostenible y por ello, "hay que buscar nuevas estrategias de colaboración, innovadoras y eficaces entre organizaciones, que trabajan con la gente que más lo necesita, y las administraciones publicas para encontrar nuevas maneras innovadoras de enfocar la solución a los problemas", argumentó.

Asimismo, Lamata dijo que en Castilla-La Mancha se ha "avanzado mucho" porque se han fortaleciendo derechos universales como la salud, la educación y las prestaciones sociales, pero quedan lagunas por solventar para evitar que algunos ciudadanos se queden fuera del circuito.

DIFICULTADES

A preguntas de los periodistas, el consejero señaló también que en Castilla-La Mancha, según diversos estudios sociales y otros indicadores como el índice de paro o la frecuentación a servicios sociales, comedores y albergues, se estima que el 8% de los ciudadanos están pasando dificultades por falta de ingresos suficientes o por razones de exclusión.

Unas situaciones que se acometen desde la importante red social de servicios y prestaciones sociales que el Gobierno regional ha ido consolidando a lo largo de los años, pero también "con nuevos instrumentos como el Pacto por Castilla-la Mancha que, es una gran apuesta del presidente Barreda, que tiene un enfoque de desarrollo global y de protección social, y con el nuevo Plan de Salud y Bienestar Social de la Consejería de Salud y Bienestar Social que se va a desarrollar a partir del próximo", subrayó Lamata.

Así, y entre otras prestaciones, en lo que va de año casi 1.900 ciudadanos de Castilla-La Mancha han sido perceptores de ayudas de emergencia social para atender situaciones excepcionales y 506 personas y unidades familiares sin recursos económicos han recibido el salario mínimo de solidaridad para garantizar su inserción social. Además, se han desarrollado 42 proyectos de sensibilización social y se han subvencionado comedores sociales, albergues y otros servicios específicos de apoyo a la inserción sociolaboral y familiar.