9 de agosto de 2020
7 de octubre de 2009

C-LM se dota de un Pacto regional contra el Cambio Climático a fin de fomentar un crecimiento sostenible y respetuoso

El Premio Nobel de la Paz incide en reducir las emisiones de CO2 y Barreda insta a un esfuerzo para paralizar el cambio climático

TOLEDO, 7 Oct. (EUROPA PRESS) -

Organizaciones representativas de la sociedad de Castilla-La Mancha firmó hoy con el Gobierno regional un Pacto Regional contra el Cambio Climático, un documento que contiene un decálogo de compromisos con los que se pretende fomentar el crecimiento y el desarrollo de los pueblos y ciudades de la región desde la sostenibilidad y el respeto al Medio Ambiente.

La capital regional acogió hoy la puesta de largo de este Pacto Regional contra el Cambio Climático, que contó con un padrino de excepción, el vicepresidente del Grupo Segundo del Panel Internacional de Expertos de Cambio Climático de las Naciones Unidas, Premio Nobel de la Paz, y catedrático de la UCLM, José Manuel Moreno.

En la elaboración de este pacto, que permanece abierto a la adhesión de todos aquellos colectivos, asociaciones, ciudadanos, y entidades públicas o privadas que deseen participar, ha participado casi toda la sociedad de la región, tal y como destacó el presidente regional, José María Barreda.

Así, los firmantes se comprometen en primer lugar a conocer el volumen de emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI) con el fin de facilitar el posterior establecimiento de objetivos de mitigación, y promover políticas de transparencia informativa en materia de cambio climático.

Se comprometen a incorporar el concepto Cambio Climático en la elaboración de estrategias, planes, programas y proyectos prestando especial atención al planeamiento urbanístico sostenible, y a los procesos productivos que racionalicen el uso de los recursos naturales.

El pacto incluye también la obligación de implantar políticas y medidas de eficiencia y ahorro energético, así como incorporar las energías renovables no solo como mecanismos que permita reducir las emisiones de GEI y la dependencia energética de la región, sino con el objetivo de reducir la contaminación del aire, favorecer el desarrollo rural y local sostenible.

Se comprometen también a fomentar y establecer y desarrollar técnicas agroganaderas, que permitan adaptarse a las nuevas condiciones generadas por el cambio climático, y a potenciar y desarrollar la investigación y la econo-innovación para minimizar los impactos del Cambio Climática y conservar la biodiversidad de los bosques.

Este pacto pretende también reducir el consumo de recursos y maximizar su aprovechamiento con el objetivo de minimizar las emisiones de GEI, así como prevenir la generación de residuos; fomentar un consumo ético responsable y sostenible de los productos y servicios a adquirir, teniendo en cuenta su huella ecológica.

Entre las obligaciones, se encuentra también la de fomentar el transporte sostenible, que minimice el impacto ambiental, y participar y desarrollar en programas de sensibilización ambiental mediante acciones de formación, comunicación y concienciación de materia de Cambio Climático.

CONSECUENCIAS DEL CAMBIO CLIMÁTICO

El Premio Nobel de la Paz, y catedrático de la UCLM, José Manuel Moreno, comenzó su intervención afirmando que a estas alturas "sorprende que todavía haya gente que dude de que el clima está cambiando", y de las consecuencias que está generando ese cambio, que es "planetario, y que causamos todos nosotros por el uso y abuso que hacemos del planeta".

Aseveró que el cambio climático se está manifestando en España y en Castilla-La Mancha, porque se está calentando por encima de la media global, y están disminuyendo las precipitaciones, explicó que "sequías, olas de calor, fuego, o inundaciones son algunos de los malos augurios que este cambio climático trae, y sí queremos evitarlos hay que reducir las emisiones de manera significativa en poco tiempo, esto es reducirlas de aquí a mediados de siglo en un 80 por ciento".

"Antes de que finalice la próxima década nos deberíamos haber adentrado en una senda de reducción significativa de las emisiones. Ese es el reto de la reunión de Copenhague, que de ser exitoso marcará un cambio en nuestra forma de vida en nuestro planeta", defendió.

Pero, matizó, para lograr este objetivo "debemos obtener el concurso de todos, porque cada uno debe aportar su granito de arena, y con este Pacto ponemos la primera piedra para el edificio que tenemos que construir que es el del desarrollo sostenible", finalizó.

Mientras, en su turno de intervención, y una vez todos los compromisarios suscribieron el documento, el presidente regional, José María Barreda, que comenzó agradeciendo el espaldarazo que el profesor Moreno da a esta 'declaración de intenciones', "que nos orientará", incidió en que lo más importante de este pacto es que en él ha participado toda la sociedad de la región, por medio de asociaciones y organizaciones "que comparten la defensa de los intereses comunes, y que entienden que no podemos esperar más en la lucha contra el cambio climático".

"Moreno nos ha recordado cómo un aparente cambio en las temperaturas o un descenso de las lluvias en Castilla-La Mancha, es un verdadero perjuicio para nuestra economía", dijo Barreda, que agregó que "cada uno de nosotros ha de hacer un esfuerzo, porque la suma de todos paralizará este proceso de Cambio Climático".

El titular del Ejecutivo castellano-manchego, que volvió a hablar del "microclima de entendimiento que predomina en la región", recordó que este Pacto contra el Cambio Climático no es un documento terminado, si no que empieza con los compromisos que adquiere cada uno, y que el Gobierno está obligado a cumplirlo.

"Este documento es un aliciente y tenemos que hacer la pedagogía política de explicar que todos somos responsables en el cambio del clima, y que si no detenemos ese proceso las consecuencias serán catastróficas", finalizó.

COMPROMISARIOS

Entre los compromisarios que hoy suscribieron este Pacto por el Cambio Climático se encuentra UPA; UCAMAN; ASAJA; el Consejo de la Juventud de Castilla-La Mancha; la UCLM; el Observatorio de la Sostenibilidad de España, y la asociación 'Ardeidas'.

También se comprometieron a frenar el impacto de los Gases del Efecto Invernadero junto con el Ejecutivo regional UGT; CCOO; la Asociación de Vecinos de Castilla-La Mancha; CECU; la FEMP; la CECAM; el Consejo Regional de Cámaras de Comercio e Industria.