27 de mayo de 2019
5 de mayo de 2010

Mañana arranca en Toledo el VIII Congreso Nacional de Cardiología Pediátrica y Cardiopatías Congénitas

TOLEDO, 5 May. (EUROPA PRESS) -

El hotel Beatriz de Toledo Auditorium acoge a partir de mañana jueves, hasta el sábado 8 de mayo, la celebración del VIII Congreso Nacional de Cardiología Pediátrica y Cardiopatías Congénitas, organizado por la Sociedad Española de Cardiología Pediátrica y Cardiopatías Congénitas.

Según informó en nota de prensa la organización, este congreso aborda la cardiología pediátrica desde un punto de vista multidisciplinar, solicitando la participación de todos los profesionales implicados en el manejo de los pacientes, y ha reservado un espacio para los padres, elemento esencial en el cumplimiento del objetivo común: ofrecer siempre la mejor atención posible a "nuestros niños".

Desde el Comité Organizador y Científico confían en que el programa sea del máximo interés para todos los participantes, y para ello han distribuido su contenido en grandes áreas que se abordarán en sucesivas mesas redondas: clínica, cuidados intensivos y anestesia, imagen, enfermería, medicina fetal, cirugía e intervencionismo.

"Hemos querido dar un protagonismo especial a la transposición de grandes arterias, de la que tanto hemos aprendido, desde ese enfoque multidisciplinar que nos ha guiado en todo momento", indican desde la organización.

Como novedades en el programa se ha incluido la lectura de las comunicaciones relacionadas con los temas de las mesas al final de las mismas e introducido la figura del "comentarista invitado" en las comunicaciones que optan al premio.

Cada año nacen en España unos 4.000 niños afectos de cardiopatías congénitas, de los cuales aproximadamente el 50% de ellos fallecerían durante el primer año de vida si no recibieran atención especializada por parte del cardiólogo pediatra y cirujano cardíaco.

Anualmente se atienden en España unas 85.000 consultas externas y 7.000 ingresos hospitalarios de cardiología pediátrica, se intervienen quirúrgicamente unos 2.500 niños (el 75% de ellos con circulación extracorpórea) y se realizan unos 1.000 procedimientos de cateterismo terapéutico pediátrico.