19 de febrero de 2020
30 de noviembre de 2008

Los médicos reclaman al SESCAM más tiempo en las consultas para detectar más casos de violencia de género

TOLEDO, 30 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Colegio de Médicos ha pedido al Servicio de Salud de Castilla-La Mancha que los facultativos de Atención Primaria puedan contar con más tiempo en sus consultas, "hoy sobredimensionadas en su número de pacientes", para afrontar mejor su actuación ante los casos de violencia de género, ya que es necesario que el médico cree el adecuado clima de confianza mutuo con la víctima para que ésta se sienta protegida y comprendida, y con ello lograr conocer e influir en el citado proceso de violencia de género.

El Colegio Oficial de Médicos de Toledo, con motivo de la Semana contra la Violencia de Género, ensalzó la importante labor desarrollada por los médicos, y en especial los responsables de la Atención Primaria, para la detección y ayuda de los casos de maltrato oculto en las mujeres.

En nota de prensa el Colegio indicó que en muchas ocasiones son los primeros que perciben los signos y síntomas de agresiones, tanto físicas, como psíquicas o sociales, en consulta, antes incluso de llegar la mujer a confesarlas, al tratar las consecuencias de las mismas u otras dolencias.

De este modo, tienen la oportunidad de aconsejar a las mujeres sobre cómo afrontar el problema según sus circunstancias. Además existe una obligación profesional de dar cuenta del citado maltrato a las autoridades competentes.

En este sentido, el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha, en un protocolo de actuación, ha dado pautas a los médicos de Atención Primaria para que detecten los casos de malos tratos, y cuando se sospeche "riesgo inmediato" para las víctimas, su puesta en conocimiento ante los Cuerpos de Seguridad.

Según el mencionado protocolo, confiese o no la víctima, el médico que sospeche de malos tratos tendrá que seguir el caso, y aunque no exista riesgo inmediato, deberá establecer un plan de seguridad con la mujer.