31 de marzo de 2020
11 de septiembre de 2008

Muro Benayas se despide de la Academia de Toledo con "nostalgia", pero afortunado por su nuevo destino en Melilla

Reconoce que durante su paso por la Institución ha tenido una gran colaboración con autoridades civiles, particulares y culturales

TOLEDO, 11 Sep. (EUROPA PRESS) -

El hasta ahora general director de la Academia de Infantería de Toledo, César Muro Benayas, se despidió hoy de la capital regional con "nostalgia" pero sintiéndose afortunado por su nuevo nombramiento como General de División del Cuerpo General de las Armas del Ejército de Tierra y su nuevo destino como Comandante General de Melilla.

En rueda de prensa, Muro Benayas señaló que su destino en Melilla es un "caramelo" que le ha llegado de repente, y explicó que es un lugar importante en el norte de África, con gran tradición histórica y con unidades de élite del Ejército español. "Voy a ver si soy capaz de abrir la casa de Toledo en Melilla".

El que fuera director de la Academia de Toledo durante tres años y dos meses, sustituirá al general de División Vicente Díaz de Villegas, que deja el mando para pasar a dirigir la Misión de Naciones Unidas en la República Democrática del Congo (MONUC), un hombre con muchas capacidades, según Muro Benayas.

"Soy una persona que tiene mucha suerte en los destinos, y así lo dicen los militares que me conocen. Los destinos muchas veces no son en función de lo que tú quieres, sino la posibilidad de coger uno que va a quedar vacante", aseveró Muro Benayas, quien dijo que ha tenido la suerte de colocarse en ese momento en cabeza del escalafón.

En el aspecto profesional, explicó, su paso por la Academia de Toledo ha sido muy intenso y muy gratificante. Volver a su tierra era su ilusión, siempre se fue pensando que volvería pronto a la ciudad de Toledo y al ascender a general le trajeron de nuevo. "Me he encontrado tremendamente gratificado al ver cómo ha evolucionado nuestra tierra", puntualizó.

Reconoció que durante su paso por la Academia ha tenido una gran colaboración con autoridades civiles, particulares y culturales. "Me llevo una gran impresión. Creo que en Castilla-La Mancha tenemos buenos políticos", apuntó Muro Benayas, quien aplaudió al mismo tiempo la remodelación del Gobierno hecha por José María Barreda.

MELILLA: PLAZA DE TRADICIÓN MILITAR

El recién nombrado comandante General de Melilla ve su nuevo destino como un reto y reconoce que que es "algo muy diferente al destino actual de Toledo". Afirmó que Melilla "es una plaza de gran tradición militar, es un sitio muy importante, es una salida de inmigración ilegal hacia Europa".

Explicó que no está "puesto" todavía en esta materia, aunque manifestó conocer que el Gobierno central hizo una impermeabilización de la frontera con medios electrónicos y medios avanzados para evitar las avalanchas, "pero siempre se pueden producir". Ante una situación de crisis las autoridades militares de Melilla ayudan a la Guardia Civil "porque siempre se pueden producir conatos".

También se refirió a su sucesor, que aún no está designado oficialmente. "A veces es muy delicado decir nombres cuando es el Consejo de Ministros quien lo tiene que decir. Cuando a veces un nombre suena es cuando no cae. Si es el que todo el mundo dice es un excelente general y poco le puedo aconsejar porque es un hombre muy competente", agregó.

Tras la rueda de prensa con los medios de la capital castellano-manchega, Muro Benayas participó en el acto castrense organizado con motivo de su despedida. Tras hacer los honores y pasar revista a los batallones, el hasta ahora general director de la Academia de Infantería pronunció una alocución muy emotiva, en la que tuvo un cálido recuerdo para todas las personas conocidas fallecidas.

Durante su discurso, manifestó que durante este tiempo la Academia de Infantería ha tenido unos años de bonanza y reconoció que los objetivos que se marcó al llegar se han cumplido ampliamente. Asimismo, se dirigió a los profesores de la institución y les dijo que continúen siendo duros y exigentes, ya que "al hombre de la guerra ni sombra ni descanso".

A los alumnos, les recordó que están en la Academia para formarse y prepararse con responsabilidad. "Os tenéis que preparar a conciencia. Sabemos que este centro es un centro señero, que sabe preparar a los hombres de infantería". Además, agradeció a su mujer el esfuerzo que ha hecho acompañándole a Toledo y terminó señalando que "el general Muro ha cesado, ha pasado a la historia, viva el nuevo general".

ASISTENTES

Al acto asistieron, entre otras autoridades y familiares del hasta ahora director general, miembros de la Corporación municipal con su alcalde a la cabeza, Emiliano García-Page; la consejera de Administraciones Públicas y Justicia, Magdalena Valero; el diputado nacional del PP por Toledo, Francisco Vañó; el subdelegado del Gobierno en la provincia, Francisco Javier Corrochano; el deán de la Catedral, Juan Sánchez y el obispo auxiliar Carmelo Borobia.

Nacido el 12 de febrero de 1952 en Talavera de la Reina, Muro Benayas ingresó en el Ejército de Tierra en 1974 con el empleo de teniente. Con experiencia en la Brigada Paracaidista, el Estado Mayor de la Fuerza de Acción Rápida (FAR), la Dirección de Enseñanza, Instrucción, Adiestramiento y Evaluación y en la Guardia Real, el general Muro Benayas era desde 2005 el director de la Academia de Infantería, con sede en Toledo.