22 de octubre de 2020
18 de diciembre de 2009

La ONCE ayuda a 180 personas con discapacidad a encontrar trabajo en C-LM y da formación a otros 200 alumnos

El 93 por ciento de las empresas que han contratado personas con discapacidad manifiestan "estar satisfechos"

TOLEDO, 18 Dic. (EUROPA PRESS) -

El director territorial de FSC Inserta en Castilla-La Mancha --la entidad de recursos humanos de la fundación ONCE-- Manuel Camuñas, informó hoy de que 180 personas con discapacidad han encontrado trabajo en Castilla-La Mancha durante este año y hasta 200 alumnos han terminado su formación en la región.

Según indicó Camuñas, en rueda de prensa, durante la presentación de la campaña de sensibilización 'Por talento+empleo' de la Fundación ONCE, "aún hay una bolsa de 8.000 personas con discapacidad esperando entrar en nuestros cursos de formación y con la apertura de un nuevo centro en Ciudad Real facilitaremos más la presencia en esa provincia".

FSC Inserta en colaboración con el resto de entidades de la discapacidad ofrece servicios de intermediación laboral y de formación, consciente de que "uno de los grandes déficit de la incorporación al mundo laboral lo encontramos en la falta de cualificación". En la actualidad, según Camuñas, "no se contrata porque se desconoce el valor añadido, el talento y la capacidad de las personas".

Una buena parte del presupuesto de FSC Inserta se destina a "cubrir la necesidad formativa", pues cerca del 70 por ciento del colectivo "solo tiene estudios primarios o ningún estudio" y por tanto "hay que hacer un esfuerzo muy grande en la formación", apuntó.

En este sentido, la campaña 'Por talento+empleo' tiene el fin de "sensibilizar, informar y dar a conocer, a la sociedad en general y a los empresarios en particular, la importancia de la integridad laboral de las personas con discapacidad". Se enmarca dentro del programa 'Xtalento', cofinanciado por el Fondo Social Europeo y la Fundación Organización Nacional de Ciegos Españoles (ONCE).

NORMALIZACIÓN SOCIAL

Desde la ONCE "atendemos a todas las personas que tengan deficiencia visual o ceguera y al mismo tiempo las demás discapacidades, con el fin de facilitar la normalización en la sociedad y la mejor forma de integrarlos socialmente es conseguirles un puesto de trabajo", señaló.

Camuñas indicó que más de 180.000 personas en la región sufren alguna discapacidad y entre ellas un número muy importante están en edad de trabajar, y en este sentido "el nivel de paro de las personas con discapacidad es más del doble que el de las personas que no sufren ninguna discapacidad".

FSC Inserta ofrece a lo empresarios que contraten a tiempo indefinido o tiempo completo una bonificación de 4.500 euros al año al contratar personas con una discapacidad igual o superior al 33 por ciento y 5.100 euros por año por contratar a aquellas personas con más de un 65 por ciento de discapacidad física o sensorial y también para personas con parálisis cerebral, enfermedad mental y discapacidad intelectual con un grado a partir del 33 por ciento.

En el caso del contrato temporal la bonificación es de 3.500 euros al año por contratar a personas con una discapacidad igual o superior al 33 por ciento y 4.100 euros por año al contratar a personas con más de un 65 por ciento de discapacidad física o sensorial y además, para personas con parálisis cerebral, enfermedad mental y discapacidad intelectual con un grado a partir del 33 por ciento.

OTRAS VENTAJAS

Al margen de las subvenciones y bonificaciones y el dinero que recibe el empresario por la contratación de una persona con discapacidad "hay otras ventajas importantes y que pasan desapercibidas", reconoció Camuñas. También "le permite desarrollar a la empresa la responsabilidad social empresarial e incorpora a la plantilla la diversidad social", añadió.

En este sentido, el director territorial de FSC Inserta manifestó que "una persona con discapacidad que encuentra un puesto de trabajo, con el gran esfuerzo que requiere, es normal que adquiera un compromiso muy elevado, de tal forma que el valor añadido que aporte a esa empresa se note en el incremento del rendimiento, la estabilidad y la convivencia".

Las empresas que han contratado personas con discapacidad manifiestan en un 93 por ciento "estar satisfechos con la concentración de ese colectivo y además se muestran proclives en el momento que tengan ocasión de incorporar a más personas con discapacidad", indicó.

Desde la Fundación ONCE "pedimos una oportunidad para demostrar que nos convertimos en ciudadanos de pleno derecho y esa oportunidad viene con el empleo", precisó, consciente de que cuando el colectivo comience a trabajar la sociedad será "más justa, madura, social y desarrollada y además, aportaremos algo a la construcción social".