25 de noviembre de 2020
20 de diciembre de 2007

Las OPAS de C-LM se muestran complacientes con el resultado final de la reforma de la OCM del Vino, aunque con matices

TOLEDO, 20 Dic. (EUROPA PRESS) -

Las organizaciones profesionales agrarias de la región ASAJA, UPA, COAG-IR y la Unión de Cooperativas Agrarias (UCAMAN), se mostraron hoy complacientes con el resultado final de la reforma de la OCM del Vino, aunque apuntaron la chaptalización y la pérdida de fondos del sector productivo como elementos negativos.

En declaraciones a los medios, en la sede del Gobierno regional, el primero en intervenir fue el presidente regional de la Asociación de Jóvenes Agricultores (ASAJA) de Castilla-La Mancha, Fernando Villena, quien mostró su satisfacción por el resultado final de la negociación sobre la OCM del Vino, que ha sido favorable "a la línea que llevábamos desde un principio", por lo que, "ha tenido el éxito que esperábamos, aunque ahora queda un largo camino por trabajar".

En declaraciones a los medios, Villena pidió unidad en el sector, "y desde luego, que tengamos las ideas claras de que lo que hemos generado en Castilla-La Mancha no se lo lleven otros" porque a partir de ahora, dijo Villena, "lo más importante es el mercado y los consumidores", ya que Castilla-La Mancha tiene un campo muy importante de desarrollo, incluso fuera de la Unión Europea.

En términos parecidos se manifestó el secretario de UPA Castilla-La Mancha, Felipe Martínez, quien se mostró satisfecho de cómo ha concluido la reforma "que empezó de mala manera", al tener como eje el arranque que ha pasado a segundo plano, "de tal forma que se empezó a hablar menos de vino y más de viticultores y personas, que es lo que nosotros nos interesa".

Aunque "nos hubiera gustado rematarlo mejor pero es una reforma muy buena que finalmente recoge todos los demandas que desde Castilla-La Mancha habíamos ido reclamando, como mantener el mercado del alcohol de uso de boca que es un mercado tan digno como el del vino que va como pago directo a la renta del agricultor".

"NI PARA APLAUDIRLA, NI PARA RECHAZARLA".

Por su parte, el secretario regional de COAG-IR de, Apolonio Moreno, que matizó que su organización está siendo la más crítica con el documento final, dijo quedarse "con la frase del secretario del Ministerio que ha dicho que es una reforma que no es ni para aplaudirla, ni para rechazarla".

"Mientras no conozcamos a fondo cómo se van a desarrollar determinadas medidas que recoge es difícil pronunciarse a favor o en contra", dijo Moreno, quien valoró el establecimiento de periodo transitorio de tres a cinco para las ayudas, aunque alertó de que el sector productor pierde 100 millones de euros, de aquí a 2015.

No obstante desde COAG denunciaron "la imposición de Alemania, no por la chaptalización que entendemos que es lícito, pero entendemos una hipocresía que el etiquetado no recoja que ese vino está enriquecido con azúcar, cuando no son ellos los que menos exigen a la hora de reclamar etiquetado".

Por su parte el portavoz sectorial de Vino de UCAMAN, Ángel Villafranca, defendió que la OCM "abre un abanico de herramientas donde tenemos presupuesto y ahora empieza el trabajo para poderlas poner en práctica y poder hacer a nuestras cooperativas y viticultores competitivos" a fin de poder estar en los mercados.

Desde UCAMAN acogen positivamente la creación de la figura de agrupación de agricultores "a través de la cual podemos dinamizar de una ver por todas el acceso al comercio por parte de las cooperativas".

Destacó también el periodo transitorio habilitado en el que "podemos adaptar nuestras producciones", y aunque manifestó lamentar la chaptalización, aseveró que las herramientas que contemple el documento permitirán diseñar un política vitícola nueva en la región.