7 de agosto de 2020
23 de septiembre de 2009

Ordenación del Territorio y Vivienda traslada a empresarios el esfuerzo inversor del Gobierno de C-LM en obra pública

TOLEDO, 23 Sep. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Ordenación del Territorio y Vivienda, Julián Sánchez Pingarrón, ha mantenido una reunión con el presidente de la Confederación de Empresarios de Castilla-La Mancha, Ángel Nicolás, dentro de la ronda de encuentros que está manteniendo el presidente de la CECAM, desde su elección el pasado 21 de julio.

Durante esta reunión, el consejero del Gobierno autonómico ha trasladado al presidente de la CECAM, la apuesta por la inversión que está llevando a cabo el Ejecutivo castellano-manchego, a través de la Consejería de Ordenación del Territorio y Vivienda, en materia de carreteras, vivienda e infraestructuras hidráulicas, como ejemplo de apoyo al sector de la construcción en nuestras autonomía y con el objetivo de mejorar infraestructuras regionales estratégicas de cara al futuro.

En concreto, Sánchez Pingarrón ha explicado al presidente de los empresarios de Castilla-La Mancha, el Plan Extraordinario de Refuerzos en Carreteras impulsado por el Ejecutivo Autonómico, que contribuirá a crear más de 10.000 puestos de trabajo en la Región y del que, el pasado mes de agosto, se adjudicaron 56 obras, de las cuales, un 86 por ciento corresponden a empresas castellano-manchegas, informó la Junta en un comunicado.

Este Plan tiene como objetivo actuar sobre 2.500 kilómetros de la red convencional de carreteras de Castilla-La Mancha sobre los que se van a realizar las siguientes actuaciones: renovación total del firme en las capas de rodadura, nueva señalización horizontal, adaptación de la señalización vertical, mejora del balizamiento, nuevas barreras de seguridad, incorporando en los mismos sistemas de barreras para protección de motoristas.

Las obras que se van a realizar con este Plan de inversiones permitirán mejorar la red de carreteras, dejándola perfectamente acondicionada, con lo que ello supone de incremento de las condiciones de comodidad y seguridad en los desplazamientos y para la mejora de las comunicaciones, potenciando la capacidad de desarrollo económico del territorio y su atractivo industrial y turístico.

Pero además, dada la situación actual, las actuaciones en infraestructuras tienen otro objetivo: mientras dura la ejecución de las obras se consigue crear actividad en el sector de la construcción y mantener el empleo en las empresas que las ejecutan.