19 de octubre de 2019
  • Viernes, 18 de Octubre
  • 9 de diciembre de 2014

    Page propone comisión parlamentaria que controle la ética de cargos públicos y que cuente con ciudadanos al azar

    Aboga por un registro donde los familiares de los altos cargos expongan sus cuentas

    CIUDAD REAL, 9 Dic. (EUROPA PRESS) -

    El secretario general del PSOE de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha avanzado que si llega a gobernar en la Comunidad Autónoma planteará que las Cortes regionales creen una comisión parlamentaria "que vele por la ética de los cargos públicos" en la que se incorporen ciudadanos "elegidos por sorteo de entre el censo electoral".

    Así lo ha avanzado García-Page durante su intervención en un desayuno informativo organizado en Ciudad Real por la Cadena Ser, donde ha explicado además que propondrá que los miembros del Gobierno comparezcan de manera pública y previa a tomar posesión ante esta comisión.

    Dentro de esta propuesta, García-Page ha indicado además que para formar parte de esta comisión "se tendría que elegir a un Defensor de la Transparencia", algo que "no implicará más gasto", ya que será "alguien que dependa de las propias Cortes castellano-manchegas".

    MÁS PROPUESTAS

    El socialista ha abogado además por una normativa que establezca un régimen de incompatibilidades estricto para los cargos públicos y por que los miembros del Gobierno regional paguen sus impuestos en la Comunidad Autónoma.

    Ha apostado también por la creación de un registro público de actividades de las familias de los altos cargos del Gobierno regional, incluso de carácter retroactivo, y ha dicho que "tendría que ser imposible cobrar ni siquiera en concepto de dieta ninguna otra remuneración", más allá que la del cargo público.

    "No me importa que un político tenga muchos puestos, me parece incomprensible cobrar tres o cuatro retribuciones", ha señalado, subrayando que si alguien tiene un cargo público y otro orgánico dentro de su partido "no debería cobrar por el orgánico".

    Del mismo modo, ha apuntado que en el caso de que un cargo público tenga actividad privada "tiene que ser evidente que ésta tiene que estar separada de la vida política".

    Se ha referido a la eliminación de la Sindicatura de Cuentas de Castilla-La Mancha, ante lo que ha dicho que, al menos, se propone al llegar al Gobierno hacer una auditoria de las empresas públicas, ya que considera que "algunas cosas no están claras".

    Dentro de las propuestas realizadas, García-Page se ha comprometido además a que en su primer año de Gobierno, todos los expedientes para calificar situaciones de dependencia "que están en los cajones" estén "tramitados y resueltos".

    Para leer más