15 de noviembre de 2019
29 de julio de 2009

PP de Ciudad Real insiste en que los consejeros del partido no tenían responsabilidad en la gestión de la entidad

CIUDAD REAL, 29 Jul. (EUROPA PRESS) -

El secretario provincial del PP de Ciudad Real, Antonio Lucas-Torres, eludió hoy la responsabilidad de los consejeros del PP en Caja Castilla La Mancha (CCM), ya que las decisiones adoptadas por el Consejo de Administración de la entidad, señaló, "estaban avaladas por los informes técnicos".

En rueda de prensa, Lucas-Torres recordó que los consejeros del PP, entre los que se encontraba la presidencia provincial del partido, Rosa Romero, dimitieron del órgano directivo porque, a su juicio, "no se daban explicaciones", y porque se presentaron documentos "que no se correspondían con la realidad".

En este sentido, el portavoz 'popular' señaló que dichos informes deberían haber contado con el aval del Gobierno de Castilla-La Mancha, como así se recoge en la Ley de Cajas de Ahorros.

Por ello, cuestionó que el Gobierno de José María Barreda controlase en su momento las auditorias sobre la gestión de la entidad regional, a la vez que pidió la dimisión de la vicepresidenta y consejera de Economía y Hacienda, María Luisa Araújo, por ser "una de sus máximas responsables en este asunto".

Tras indicar que el informe del Banco de España sobre CCM refleja "falta de control por parte del Gobierno regional", Lucas-Torres recordó que su grupo político en las Cortes pidió el pasado mes de abril una comisión de investigación "para saber la verdad", pero que fue rechazada por el PSOE.

Del mismo modo, dijo que José María Barreda ha hecho un "gran ejercicio de inacción voluntaria o involuntaria", y agregó que el presidente regional debería dar una explicación, tanto a los empleados de la entidad, como a los impositores y a los ciudadanos.