13 de agosto de 2020
4 de abril de 2008

El presidente de la Fundación Tierra de Viñedos promete trabajar por los intereses viticultores con imparcialidad

CIUDAD REAL, 4 Abr. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Fundación Castilla-La Mancha Tierra de Viñedos, Félix Cano Díaz, mostró hoy su "satisfacción" por el cargo que ostenta desde el pasado día 1 de abril, y manifestó que aportará lo mejor de sí mismo y trabajará con "imparcialidad" y transparencia" para "mejorar la renta de los viticultores y los retos de la industria del mundo del vino, a través de mi experiencia como hijo de viticultor y presidente de la cooperativa Jesús del Perdón de Manzanares".

En rueda de prensa, Cano explicó que tras el proceso de interinidad abierto por la dimisión del anterior presidente de la Fundación, Rafael Torres, el pasado 1 de abril se procedió a la votación, según el orden del día, obteniendo las mayorías necesarias de los dos tercios de los patronos, "hecho que agradezco a las personas que me votaron".

La génesis del proceso se inició cuando a propuesta del presidente de la Unión de Cooperativas Agrarias de Castilla-La Mancha (UCAMAN), Alejandro Cañas, le propuso que se presentara al cargo de la presidencia de la Fundación Castilla-La Mancha Tierra de Viñedos.

Después de un periodo de reflexión y aceptada la propuesta "encaminé todos mis esfuerzos a buscar la unanimidad con los patronos, y dejando a un lado los personalismos, decidí que sí me presentaría a la elección".

Tras el nombramiento, dijo que ha intentado ponerse en contacto con el presidente de ASAJA, Fernando Villena, y con el ex presidente en funciones de la Fundación, Román Cantarero, "sin encontrar al día de hoy respuesta, aunque espero que me devuelvan la llamada".

Por otro lado, Félix Cano Díaz mostró firmeza al manifestar que "soy persona de mirar al futuro, no al pasado, y es momento de iniciar una nueva etapa donde la Fundación tiene que cumplir sus objetivos: trabajar por los intereses de los viticultores y los retos de la industria del vino. Me propongo trabajar unidos con el sector, la marca de la Fundación se mueve por el criterio de transparencia, imparcialidad y por los intereses de los viticultores e industria", recalcó el nuevo presidente.

RETOS.

Los retos de la Fundación "no son otros que mejorar nuestra presencia en el mercado nacional y en el mundo y mejorar la competitividad y comercialización de nuestras empresas, y en esa línea vamos a trabajar".

Félix Cano Díaz, quiso terminar su intervención agradeciendo las palabras de "apoyo y calor" del presidente de la Diputación Provincial de Ciudad Real, Nemesio de Lara; del diputado por Ciudad Real del PSOE, Antonio Salinas; del presidente de UCAMAN, Alejandro Cañas, entre otros.

También señaló que enviará al presidente de la Comunidad, José María Barreda, y a la consejera de Agricultura, Mercedes Gómez, sendas cartas para solicitar con ambos representantes una vista tras su nombramiento como presidente de la Fundación.

A preguntas de los periodistas, Félix Cano Díaz matizó que "en todo momento hemos buscado el consenso y, previa a la votación, la única persona que mostró su desacuerdo con mi candidatura, en la forma pero no en el fondo, fue Fernando Villena, que proponía que tal votación se postergara par los próximos meses". En encuentros previos al día de la votación "ni Román Cantarero ni Félix Solís mostraron problema ante mi candidatura".

RECONDUCIR LA SITUACIÓN.

A la luz de los acontecimientos, y tras abandonar la votación estos tres patronos Félix Cano Díaz manifestó "estar seguro de que conseguiremos reconducir la situación". También apuntó que "lamentaría que ASAJA, a quien tengo un profundísimo respeto, se desmarcara de la Fundación".

También quiso matizar, ante las declaraciones de Fernando Villena que ha manifestado que estudiará impugnar la votación por no encontrarse en el orden del día, que esas declaraciones "se pueden deber a un error de percepción, ya que se incorporó tarde a la reunión y quizás no entendió la aclaración del orden del día, cuyo desarrollo tuvo lugar en presencia de un responsable jurídico".

Félix Cano es Licenciado en Ciencias Económicas y Diplomado en Magisterio, Master en Dirección de Empresas por el Instituto de Empresas de Madrid y Consejero en Caja Madrid en la década de los 90, entre otros puestos de responsabilidad a lo largo de su trayectoria profesional.