22 de octubre de 2019
14 de marzo de 2009

PSOE de Valencia exige a Camps que "no ceda" a las pretensiones de Cospedal sobre el Tajo-Segura

VALENCIA/TOLEDO, 14 Mar. (EUROPA PRESS) -

El secretario general del PSPV-PSOE, Jorge Alarte, exigió hoy al presidente de la Generalitat valenciana, Francisco Camps, que "no ceda" ante las pretensiones de la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, de incluir una cláusula en el estatuto castellano manchego que declare innecesario el trasvase Tajo-Segura, "a cambio de que su partido le protejan de no se sabe qué".

En estos términos se pronunció en la rueda de prensa que ofreció en Guardamar del Segura (Alicante), después de la reunión que mantuvo con la secretaria general del PSPV-PSOE en la provincia de Alicante, Ana Barceló, así como con alcaldes y portavoces de la Vega Baja, entre los que se encontraba también la responsable de Igualdad de la Ejecutiva Nacional socialista, y alcaldesa de Guardamar del Segura, Marylene Albentosa.

Desde la tierra del Segura, denunció que De Cospedal "pretende aprovechar la debilidad institucional y política de Camps para imponer la caducidad del trasvase", ante lo que exigió al jefe del Consell que "defienda con contundencia el Tajo-Segura y se sitúe con los socialistas" porque "lo contrario es un insulto hacia los usuarios, regantes y ciudadanos y ciudadanas, en general".

"La tremenda crisis institucional y política por la que atraviesa la Comunitat Valenciana --agregó-- deja a Camps en una situación de debilidad frente a la imposición de la secretaria general del PP, que pretende aprovechar esta situación para imponer cláusulas transitorias que serían lo mismo que declarar su caducidad", argumentó.

Ante ello, Alarte reafirmó que los socialistas valencianos no aceptan "ninguna" cláusula que signifique "poner en peligro" la continuidad de este acueducto, y puntualizó que "no acepta reducción progresiva, ni caducidad, ni que se considere innecesario".

"No renunciaremos ni un centímetro a lo que supone y su capacidad de agua", insistió el líder de los socialistas valencianos, quien también aprovechó su comparecencia para trasladar la decisión de los socialistas de "dar apoyo y cobertura a las protestas de Elx y Murcia", en las que anunció que participará "dejando el protagonismo a los representantes de los afectados". Así mismo, hizo un llamamiento a la "participación de los ciudadanos en estas manifestaciones, especialmente, a los ilicitanos".

A pocos días de la primera protesta, ratificó que el PSPV-PSOE hará una "defensa cerrada, contundente e inamovible" del trasvase. Así, manifestó la "más firme oposición" de los socialistas valencianos a que el estatuto de Castilla-La Mancha, en forma de ley orgánica que se debate en el Congreso de los Diputados, "contenga ni directa ni indirectamente, ni en el preámbulo ni en el articulado, referencia alguna que suponga la reducción progresiva, la eliminación, la caducidad o cualquier otro aspecto que signifique la pérdida de funcionamiento y actividad del actual caudal".

"Rechazamos firmemente --agregó-- cualquiera de estas opciones, y ésta no es una posición estratégica, sino firme y decidida que vamos a mantener hasta el final" porque, precisó, es un trasvase "legal y necesario para el desarrollo económico y social", de la provincia de Alicante y, especialmente, la Vega Baja, de ahí, señaló, "el simbolismo de venir hasta la tierra del Segura para expresar con claridad, firmeza y rotundidad nuestra posición".