8 de abril de 2020
19 de septiembre de 2008

Soriano asegura que el PP de Castilla-La Mancha no ha cambiado su postura sobre la caducidad del trasvase Tajo-Segura

CIUDAD REAL, 19 Sep. (EUROPA PRESS) -

La viceportavoz del PP en las Cortes regionales, María Luisa Soriano, aseguró hoy que su partido en la región no ha cambiado de postura y que mantienen su apoyo a la caducidad del trasvase Tajo-Segura.

En rueda de prensa, y a preguntas de los periodistas, recordó que el PP acordó con el PSOE la reforma del Estatuto de Autonomía, aún pendiente de debate en el Congreso de los Diputados, que recoge la caducidad y que nada ha cambiado.

Sobre las manifestaciones del consejero valenciano de Agua y Urbanismo que afirmó que la presidenta regional del PP y secretaria general del partido, María Dolores de Cospedal, y la portavoz en el Congreso, Soraya Sáenz de Santamaría, le habían asegurado que el trasvase no acabará, no entró a valorarlas.

Según dijo, en este tema, "no hay marcha atrás" y recordó que la pasada semana, el PP también firmado junto al PSOE, en las Cortes, una propuesta que reiteraba la defensa de la caducidad del trasvase.

Soriano hizo estas manifestaciones en una rueda de prensa en la que consideraba que a José María Barreda "el traje de presidente regional le viene grande" y destacaba su nerviosismo ante la presencia de María Dolores de Cospedal en la región.

A su juicio, esto quedó demostrado en el Pleno de ayer de las Cortes regionales en el que, según dijo, se demostró que Barreda no gobierna para los ciudadanos y que su único objetivo es mantenerse en el puesto con "manipulaciones y tergiversaciones para engañar a los propios ciudadanos".

En este contexto enmarcó el debate sobre el rechazo del Tribunal Constitucional del recurso de IU de la convocatoria de las pasadas elecciones autonómicas, algo que, a su juicio, no tiene nada que ver con al recurso presentado por el PP, aún por resolver, contra la vigente ley electoral, pese a que se intentara convencer de los contrario.

En esta misma línea, Soriano interpretó el debate sobre la subida de las pensiones mínimas, en el que se intentó utilizar contra ella unas declaraciones de De Cospedal en la televisión de Madrid, ante lo que no tuvo más remedio que leer ante los diputados las manifestaciones al contrario para que se comprobara que no era así.