17 de octubre de 2019
  • Miércoles, 16 de Octubre
  • 9 de enero de 2009

    Temporal.- Protección Civil activa el nivel naranja en las provincias de Guadalajara, Toledo, Albacete y Cuenca

    La Consejeriía de Administraciones Públicas recomienda evitar los desplazamientos por carretera a no ser que sea imprescindible

    TOLEDO, 9 Ene. (EUROPA PRESS) -

    El Servicio de Protección Civil y Emergencias de Castilla-La Mancha, de la Consejería de Administraciones Públicas, ha comunicado a sus responsables y a los grupos de intervención en toda la región la previsión de la Agencia Estatal de Meteorología, que alerta de la probabilidad de precipitaciones en forma de nieve en las cinco provincias de Castilla-La Mancha. Así, según dichas predicciones, en toda la región la alerta naranja ha comenzado a las 07.00 horas del día de hoy.

    La nieve podría alcanzar un espesor de siete centímetros en las áreas geográficas de la Alcarria, en Guadalajara; mientras que en la provincia de Cuenca, se espera que las nevadas oscilen entre los 5 y los 7 centímetros en las zonas de la Alcarria conquense y de la Mancha conquense.

    Mayor espesor podrá alcanzar la nieve en la provincia de Albacete, pudiendo superar los diez centímetros, especialmente en Hellín, Almansa y La Mancha albaceteña. En torno a los 8 centímetros será el espesor que alcance la nieve en la provincia de Toledo, donde la zona que se verá más afectada será la de La Mancha toledana.

    Por su parte, en Ciudad Real se espera que las precipitaciones en forma de nieve alcancen los 3 centímetros, siendo La Mancha donde más se puedan acumular las precipitaciones.

    PRECAUCIÓN EN CARRETERAS

    En cuanto al estado de carreteras de la Red Nacional de Carreteras, de acuerdo a la información facilitada por la Dirección General de Tráfico (DGT), en la provincia de Ciudad Real se ha establecido el nivel rojo (circulación con cadenas) en la N-420 desde el kilómetro 232 al 261 a la altura de Daimiel y también el nivel rojo en la N-430 del kilómetro 365 al 380 en Manzanares.

    En la provincia de Cuenca, la Dirección General de Tráfico ha establecido el nivel amarillo de circulación (circulación con precaución y prohibido al tráfico pesado) en la N-320 del kilómetro 145 al 196 en Chillarón de Cuenca y también el nivel amarillo en la A-3 del kilómetro 77 al 247, en Villares del Saz.

    En Guadalajara, las carreteras afectadas, según la DGT son la A-2 en nivel rojo de circulación entre el kilómetro 52 y el 61; la R-2 en nivel rojo entre el kilómetro 34 y el 62; y el nivel amarillo en la A-2 entre el kilómetro 61 y 139 y en la N-211 entre el kilómetro 196 y 317.

    Las carreteras en las que la DGT ha determinado el nivel amarillo en la provincia de Toledo han sido la CC-4005 del inicio al kilómetro 8 en Ciruelos; la CM-4001 del 0 al 25 a la altura de Mocejón; la N-301 del 63 al 110 en Ocaña; la A-4, del 52 al 234 en Ocaña; la N-401 del 130 al 149 a la altura de Urda. Asimismo, la Dirección General de Tráfico ha establecido el nivel rojo en la CM-42 del kilómetro 31 al 82.

    En lo referente a la provincia de Albacete, la información proporcionada por la DGT establece el nivel verde en la N-430 del kilómetro 420 al 512.

    RECOMENDACIONES

    Desde la Consejería de Administraciones Públicas y Justicia se recuerda que, ante las nevadas, se eviten las salidas o desplazamientos por carretera a no ser que sea imprescindible y en tal caso que los vehículos se hayan puesto a punto para el frío inminente, así como llevar cadenas, el depósito de combustible lleno, ropa de abrigo y algo de comida dentro del vehículo.

    Se recomienda no hacer ejercicios físicos excesivos, así como extremar la precaución a la hora de elegir un método de calefacción. En este sentido, se recuerda a la población que tomen precauciones para evitar la intoxicación producida por braseros, estufas, carbón o gas en lugares cerrados y sin renovación de aire.

    Asimismo, desde el Gobierno regional se quiere hacer hincapié en elegir la vestimenta para el frío, especialmente en niños y mayores. Se recuerda también el número del centro coordinador de emergencias, 112 a la vez que se invita a un uso racional del mismo.