15 de diciembre de 2019
  • Sábado, 14 de Diciembre
  • Viernes, 13 de Diciembre
  • 24 de julio de 2019

    Trabajadores de recogida de envases de la provincia de Albacete convocan huelga indefinida

    Arrancarán el 3 de agosto y exigen a la empresa aumento de plantilla y más flota de camiones

    Trabajadores de recogida de envases de la provincia de Albacete convocan huelga indefinida
    Los trabajadores de la recogida de envases de Albacete convocan huelga indefinida por las "deficiencias del servicio". - EUROPA PRESS

    ALBACETE, 24 Jul. (EUROPA PRESS) -

    Los trabajadores del servicio de recogida de envases de Albacete, gestionado por la Diputación provincial, han convocado una huelga indefinida a partir del próximo 3 de agosto por las "deficiencias del servicio".

    Este anuncio llega 48 horas después de que la Diputación anunciase que ha iniciado los trámites para rescindir el contrato con CESPA, empresa concesionaria, y que ante los incumplimientos reforzará el servicio con varias dotaciones de la empresa Tragsa hasta que esa rescisión del contrato pueda ser efectiva.

    Ahora los trabajadores se suman a esta decisión de la Institución Provincial exigiendo a la empresa un aumento en la plantilla y en la flota de camiones a cambio de desconvocar la huelga.

    Así lo ha explicado Eduardo Mayordomo, trabajador y miembro del sindicato STAS, quien ha asegurado que la empresa está negociando con ellos las propuestas que les llevarían a no ir a una huelga.

    Unas exigencias que pasan, según han trasladado algunos trabajadores, por el aumento de camiones y de plantilla. Así, los trabajadores exigen que se aumenten las rutas en la provincia de Albacete, hasta siete rutas la recogida de todos los pueblos de la provincia. A día de hoy son cinco las rutas existentes y, en ocasiones, seis.

    AUMENTO EN LA CAPITAL

    Un aumento que también se daría, dicen, en las rutas de la capital. Se pasará de tres rutas a cuatro "a partir de mañana", con lo que se aumenta la frecuencia "una ruta más". El objetivo, explican, es evitar que se vean calles con reboses. "Si se dieran estos reboses nos hemos emplazado para poner un peón en los camiones o rutas donde haya reboses", añade Mayordomo.

    Además, la intención es que sea la empresa la que asuma el refuerzo que exigen los trabajadores, por lo que no sería necesaria "la entrada de Tragsa", explica el sindicalista.

    Desde el pasado mes de junio la Diputación está en proceso para disolver el contrato con CESPA ante los "flagrantes incumplimientos" que se han venido cometiendo y que --tal y como apuntaba el vicepresidente, Fran Valera, hace días-- no cumplen con los mínimos establecidos en el pliego.

    Pero hasta que se pueda finalizar el contrato con garantías, la Diputación ha decidido reforzar el servicio con la empresa Tragsa y evitar así las quejas de ediles, alcaldes y vecinos de todos los rincones de la provincia ante la imagen de contenedores de envases o cartón rebosados y sin recoger durante días.

    Para leer más