15 de noviembre de 2019
  • Jueves, 14 de Noviembre
  • 29 de julio de 2009

    Tres cuartas partes de la vigésima etapa de la Vuelta Ciclista a España recorrerán las calles del barrio del Polígono

    El Ayuntamiento expresa su satisfacción de que en esta edición de la vuelta se visiten "tantos barrios de la ciudad"

    TOLEDO, 29 Jul. (EUROPA PRESS) -

    El concejal de Deportes del Ayuntamiento de Toledo, Alfonso Martín, anunció hoy que "una tercera parte" de la vigésima etapa de la Vuelta Ciclista a España, que transcurrirá el 19 de septiembre por la ciudad imperial, "se desarrollará en el barrio de Santa María de Benquerencia".

    Así lo anunció Martín en rueda de prensa, ante la presencia del alcalde de la ciudad, Emiliano García-Page y del director general de Unipublic, Javier Guillén, organizadora de la Vuelta.

    En este sentido, el concejal aseguró que la contrarreloj de la vuelta será "un gran acontecimiento" para la ciudad, así como" la mejor etapa vivida a lo largo de la historia", ya que al ser la penúltima etapa de esta competición, los participantes "se jugarán todo".

    Así, explicó que tres cuartas partes de la etapa se desarrollarán en el barrio del Polígono. El itinerario de la contrarreloj comenzará en la calle Alberche, y continuará por Avenida de la Estenilla y Avenida de Boladíez, rodeará las obras del nuevo hospital, y se desplazará por Vía Tarpeya y Avenida Río Tajo (N-400), hasta recorrer la rotonda ubicada frente al centro comercial 'Luz del Tajo'.

    La prueba seguirá desarrollándose por la Avenida de Santa Bárbara, una zona a la que Martín calificó de "primer punto de tensión para la etapa", para subir hasta el Castillo de San Servando, donde se llegará al ecuador de la carrera, para después realizar una bajada por la zona de subida al Castillo.

    Asimismo, la contrarreloj seguirá disputándose la carretera del El Valle, que será un lugar "tremendo a nivel publicitario", y seguirá desarrollándose por el Cerro del Cristo de La Luz, que da acceso a la carretera N-400.

    Seguidamente, los ciclistas disputarán la prueba por La Bastida, dirigiéndose de esta manera hasta el puente de La Cava, y seguirán hasta la Avenida de Barber pasando por la Avenida Más de Rivero.

    De este modo, la contrarreloj seguirá por la Plaza de Colón hacia la Avenida de la Reconquista, donde tomará la calle Alfonso VI con dirección a la Oficina de Turismo y llegará hasta la meta, ubicada en Cardenal Tavera.

    ZONAS LIBERADAS

    En este punto, Alfonso Martín explicó que no debe preocupar a los turistas y viajeros que acudan a la ciudad el paso de la contrarreloj por el barrio de Santa Bárbara, ya que los ciclistas pasarán por detrás del mismo. También destacó, que se ha liberado la zona del Hospital Virgen de la Salud "para no causar molestias".

    De esta manera, el edil socialista, que anunció que la prueba, que constará de 27.800 kilómetros, concluirá alrededor de las 17.30 horas, indicando a su vez que "es la primera vez que la vuelta ciclista visita tantos barrios de la ciudad".

    Finalmente, Martín añadió que desde el Ayuntamiento se espera una gran asistencia y apoyo por parte de los ciudadanos, ya que se trata de "una apuesta importante" para la ciudad. De este modo, indicó que los equipos ciclistas se hospedarán durante dos noches en la ciudad, y que las ruedas de prensa se realizarán en 'Toletum'.

    TOLEDO, "EL MEJOR ESCENARIO"

    Por su parte, el director general de Unipublic, Javier Guillén, expresó su agradecimiento a la ciudad de Toledo por querer acoger esta etapa, y apuntó que es "el mejor escenario de España donde se puede realizar la contrarreloj".

    Asimismo, subrayó tres elementos fundamentales, como son la promoción, ya que televisiones italianas, estadounidenses y asiáticas retransmitirán la contrarreloj; la gran participación de los ciudadanos, y el retorno económico con el que contará la ciudad. También invitó a los toledanos a disfrutar "de lo que puede ser la etapa decisiva de la Vuelta".

    "ORGULLO" PARA LA CIUDAD

    Por su parte, el alcalde de la ciudad, Emliano García-Page, expresó su "orgullo" de poder acoger la prueba de la contrarreloj, y calificó de "desafío" la vigésima etapa de la Vuelta Ciclista, que será la que se celebre en Toledo.

    Aunque reconoció que el equipo de Gobierno municipal "tendrá errores", porque "es un lío" la organización de esta etapa, "nadie nos puede acusar de gandulería". Dijo que la vuelta "es un hito ciclista y un símbolo que le conviene a la ciudad". El gasto rondará unos 120.000 euros.

    También explicó que es la primera vez que la vuelta atraviesa el barrio del Polígono, por lo que la ciudad debe apostar "con fuerza" y sacar mucho rendimiento de este evento, en el que, señaló, "se invierte muy poco dinero para la rentabilidad que se obtiene".

    Por otra parte, García-Page pidió al director general de Unipublic que tenga en cuenta el Pabellón Polideportivo de la ciudad para que la Vuelta empiece o concluya en próximas ediciones.

    En este sentido, anunció que Jean Nouvel ya se ha encargado formalmente de elaborar el proyecto de este pabellón, que se ubicará en la Fase VI del barrio del Polígono, y tendrá la capacidad de 6.500 personas.

    Asimismo, explicó que este proyecto es "bueno para el deporte" y "simbólico" para la arquitectura moderna, y manifestó su deseo de que antes de que termine el año esté realizado un proyecto "básico" como es este para que así, el próximo año, entra en el proceso de licitación de la obra.