23 de octubre de 2019
  • Martes, 22 de Octubre
  • 25 de enero de 2009

    Tribunales.- El martes se juzgará a un hombre que intentó agredir sexualmente a una mujer en Talavera (Toledo)

    TOLEDO, 25 Ene. (EUROPA PRESS) -

    La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Toledo acogerá el próximo martes, día 27, a las 10.45 horas, el juicio contra Incola D.D., acusado de un delito de agresión sexual en grado de tentativa, por el que el Fiscal pide seis años de prisión, y un delito de lesiones, por el que el Fiscal solicita dos años de prisión.

    Los hechos, según las conclusiones provisionales del Ministerio Público a las que ha tenido acceso Europa Press, ocurrieron el día 23 de septiembre de 2007, sobre las 6.00 horas, cuando el acusado, guiado por un propósito libidinoso, se desplazó a la zona de Villa Justina de Talavera de la Reina (Toledo), donde se cruzó con una joven a la que siguió, agarró por los brazos y el cuerpo y tiró al suelo.

    Una vez allí, colocándose encima de ella, a la vez que la agarraba fuertemente del cuello, se guitó los pantalones, diciéndole que se estuviese quita porque "si te mueves te voy a matar" e intentó besarla en la boca, situación en la que la víctima intentó quitarse de encima en varias ocasiones al acusado, no lográndolo porque este le apretaba cada vez más fuerte el cuello.

    El procesado no logró su propósito de penetrar a la víctima debido a la tenaz resistencia que la mujer ofreció y no lograr tampoco completamente la erección, huyendo del lugar al personarse en el mismo un grupo de personas.

    A consecuencia de los hechos, la víctima necesitó para su curación, además de una primera asistencia facultativa, tratamiento médico consistente en un collarín cervical durante siete días, tiempo en el que estuvo impedida para realizar sus actividades habituales.

    El acusado se enfrenta también a la prohibición de acercarse a la víctima a menos de 300 metros y de comunicarse con ella a través de cualquier medio durante cinco años. También deberá indemnizarla con 420 euros por el tiempo que tardó en curar sus lesiones y en 16.000 euros por los daños morales causados.