18 de enero de 2021
16 de diciembre de 2008

UCAMAN estima una cosecha de aceite de oliva en C-LM cercana a las 63.000 toneladas de aceite, un 44% menos que en 2007

TOLEDO, 16 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Unión de Cooperativas Agrarias de Castilla-La Mancha (UCAMAN) ha celebrado la Asamblea de su Sectorial de Aceite de Oliva y, en base a la información del personal técnico de las cooperativas que están constantemente presentes en las explotaciones de sus socios, y con las aportaciones del resto de los participantes de la Asamblea, UCAMAN estima que en Castilla-La Mancha la presente campaña ascenderá a 63.000 toneladas de aceite.

Esta cifra supone una bajada en la producción regional importante, pasando de las 112.226 toneladas obtenidas en la pasada campaña 2007/2008, cifra récord histórica en Castilla-La Mancha, a las 63.000 de la actual campaña, lo que se traduce en una disminución de casi el 44%, informó en nota de prensa UCAMAN.

Esta disminución, apuntaron, era de esperar, ya que el olivar castellano-manchego es un cultivo vecero y variable anualmente por excelencia, por ello, a pesar de la gran cosecha del año pasado en provincias como Ciudad Real, este año la provincia producirá un 31% menos que la pasada campaña.

No obstante en Toledo, y tal vez por la alta predominancia de la variedad cornicabra -mucho más variable que otras variedades presentes en otras provincias- la bajada de producción será muy significativa, alcanzando poco más de 17.500 toneladas, frente a las 43.900 de la campaña anterior (una disminución del 60%).

En provincias como Albacete se estima una disminución de cosecha cercana al 25% debido a que la reducción de cosecha no es tan acusada, y existen zonas olivareras que siguen recuperando producciones en olivares afectados por heladas de años anteriores.

En las provincias de Cuenca y Guadalajara los olivos se han visto afectados durante 2007 por heladas que finalmente mermarán su producción, por lo que se estima una reducción entre un 30 y 40% del aceite extraído en la campaña pasada.

Estos datos de cosecha autonómica no son significativos para los mercados si no se complementan con una estimación de la cosecha nacional. Según las cooperativas se estima una producción nacional de 1.173.000 toneladas, producción inferior en más de 150.000 toneladas a la de la campaña anterior, por lo que el stock fin de campaña de 325.000 toneladas no resulta alarmante para el desarrollo de la nueva campaña de comercialización, ya que 200.000 toneladas de dicho enlace son imprescindible para surtir el consumo en los meses que dura la recogida de la aceituna, y hay 150.000 ton menos de producción que la campaña pasada.