16 de julio de 2019
  • Lunes, 15 de Julio
  • 5 de octubre de 2010

    UCE Castilla-La Mancha recomienda verificar las condiciones de los contratos de alquiler

    UCE Castilla-La Mancha recomienda verificar las condiciones de los contratos de alquiler
    EP

    TOLEDO, 5 Oct. (EUROPA PRESS) -

    La Unión de Consumidores (UCE) de Castilla-La Mancha ha recomendado verificar bien las condiciones de los contratos de alquiler, a propósito de las consultas que está recibiendo sobre las contrataciones de alquiler de inmuebles por parte de estudiantes universitarios.

    Según ha informado UCE, en un comunicado, las principales quejas vienen motivadas por incumplimiento de las condiciones pactadas entre las partes, existencia de cláusulas abusivas en la contratación, problemas por falta de enseres en la vivienda o aumentos injustificados en la renta.

    Por ello, UCE recuerda que ha que exigir un contrato por escrito, y que no es recomendable realizar acuerdos verbales, ya que la falta de documento escrito deja en plena indefensión a las partes frente a los conflictos que puedan surgir.

    El contrato debe incluir referencias sobre la duración, renta, fianza y todas aquellas condiciones que ambas partes negocien. Las partes pueden establecer libremente la duración del contrato del alquiler, no obstante si el plazo fuera inferior a cinco años, llegada la fecha de vencimiento del contrato, este se prorroga obligatoriamente hasta alcanzar esa duración, salvo que el inquilino, manifieste con al menos 30 días de antelación a la fecha de extinción, su decisión de no continuar con la vivienda alquilada.

    Además, si el piso se ha visto en fotografías a través de la red, antes de firmar el contrato de arrendamiento, se recomienda visitar físicamente el inmueble para evitar confusiones y errores respecto a las características.

    Igualmente, la UCE recuerda que siempre se debe solicitar un recibo o justificante bancario de los pagos realizados por el arrendatario. El precio de alquiler será libre conforme a lo pactado por las partes, siendo su pago mensual.

    El inquilino deberá hacer frente a los gastos individuales como luz, agua, gas y teléfono. Respecto a los gastos generales como pago de comunidad de propietarios, tasas o tributos, serán responsabilidad del propietario salvo pacto en contrario por escrito.

    Con la finalidad de garantizar el correcto cumplimiento de todas las condiciones del contrato es obligatorio la prestación de una fianza, equivalente a un mes de alquiler, que deberá ser devuelta cuando concluya el arrendamiento y no se hubiera producido ningún desperfecto en la vivienda, que implique su descuento o pérdida.

    La Unión de Consumidores explica que las obras de conservación del inmueble, necesarias para mantener la vivienda en las condiciones de habitabilidad apropiadas, serán de cargo del propietario si bien el arrendatario deberá abonar las pequeñas reparaciones que exija el desgaste derivado de uso ordinario de la vivienda.

    Asimismo, en muchos casos el propietario prohíbe expresamente el subarriendo de la vivienda. El subarriendo sólo podrá producirse si cuenta con el consentimiento por escrito del propietario, y en ningún caso el importe del alquiler de una habitación superará el de la renta que el inquilino esté abonando.

    Finalmente, UCE detalla que los recibos, contratos y facturas son documentos probatorios que se deben aportar ante una posible reclamación.