25 de agosto de 2019
  • Sábado, 24 de Agosto
  • Viernes, 23 de Agosto
  • 7 de enero de 2009

    UCE C-LM recuerda que la venta en rebajas no puede afectar a la calidad del producto

    TOLEDO, 7 Ene. (EUROPA PRESS) -

    La Unión de Consumidores de Castilla-La Mancha-UCE, Ante el inicio de la temporada de rebajas hoy, hizo un llamamiento a los consumidores para que extremen las precauciones contra los abusos que puedan cometerse en estas fechas y conozcan cuáles son sus derechos en este tipo de ventas.

    Las incorrecciones en el etiquetado, no aceptar tarjetas de crédito, la venta de saldos y la imposibilidad de devolver el producto son las principales irregularidades, informó en nota de prensa la UCE.

    La Ley de Ordenación del Comercio Minorista establece que las condiciones de venta en rebajas serán iguales a las del resto del año, a excepción del precio, que obligatoriamente ha de ser inferior. Además, dicha legislación prohíbe la venta de productos fabricados expresamente para rebajas.

    UCE recuerda que la venta en rebajas no supone una merma en la calidad del producto, y que los comerciantes tienen la obligación de incluir en la etiqueta o publicidad del producto el precio rebajado acompañado del antiguo o bien el porcentaje de rebaja a aplicar.

    Esta información es necesaria para que el consumidor tenga un perfecto conocimiento de la rebaja que se produce en el precio del producto, y así evitar incorrecciones o engaños.

    Así, en esa nueva temporada de rebajas UCE recomienda exigir la factura o ticket de compra, cuya entrega es obligatoria ya que es necesario a la hora de reclamar.

    Aconsejan comprobar que el precio antiguo figura marcado en la etiqueta junto al precio en rebajas o bien el porcentaje de rebaja sobre dicho precio, para que pueda apreciar la cuantía rebajada.

    Desde UCE recuerdan que los establecimientos tienen la obligación de admitir tarjetas de créditos; y de dar la garantía obligatoria en la compra de electrodomésticos, aparatos de telefonía, o informática.

    Asimismo, aconsejan a los consumidores no dejarse seducir por la publicidad, planificar previamente sus compras y adquirir aquello que realmente necesite, pues "de lo contrario las rebajas le pueden salir caras".

    Por último, pidieron que si ven sus derechos vulnerados pidan las hojas de reclamaciones, que los establecimientos están obligados a tener a disposición de los clientes, y exponga su queja.