23 de julio de 2019
  • Lunes, 22 de Julio
  • 16 de octubre de 2010

    Voluntarios de Coca-Cola y WWF plantarán este sábado más de 2.000 árboles en Riba de Saelices (Guadalajara)

    GUADALAJARA, 16 Oct. (EUROPA PRESS) -

    Este sábado, 16 de octubre, un centenar de empleados de Coca-Cola España, junto a técnicos de WWF, se desplazarán hasta la localidad guadalajareña de Riba de Saelices, donde plantarán más de 2.000 árboles de especies autóctonas de la zona, como sabinas, enebros o encinas.

    Con esta acción, Coca-Cola España pretende recuperar dos hectáreas del Parque Natural del Alto Tajo en Guadalajara, zona que sufrió en julio de 2005 uno de los incendios más devastadores de la región y donde se vieron afectadas cerca de 5.000 hectáreas de espacio protegido, ha informado la empresa en nota de prensa.

    La acción de reforestación, se enmarca dentro de la semana "en positivo" (Live Positively Week), una acción que Coca-Cola llevará a cabo en todo Europa del 11 al 17 de octubre y donde empleados de sus diferentes divisiones desarrollarán actividades relacionadas con el medio ambiente como limpieza de ríos, playas, acciones de reciclado, entre otras.

    Desde 2001, Coca-Cola España lleva mostrando su compromiso con el medio ambiente. Los empleados de la compañía han logrado recuperar en esta última década 30 hectáreas tras la plantación de cerca de 30.000 árboles, cantidad equivalente para contrarrestar la contaminación producida por las emisiones de aproximadamente 129.000 coches en circulación durante un año.

    LAS CIFRAS

    En los últimos diez años, el fuego ha recorrido en España una superficie de 1,2 millones de hectáreas, según el último informe presentado por WWF el pasado mes de julio, "¿Recuperando bosques o plantando incendios?". Sólo en 2009 la superficie incendiada superó las 110.000 hectáreas en un total de 15.391 siniestros. Más de una treintena fueron declarados como grandes incendios forestales (GIF) y en su mayoría, intencionados.

    Por Comunidades Autónomas, Castilla-La Mancha se sitúa en la mitad de la tabla en cuanto a superficie afectada por grandes incendios forestales durante esta última década, superada por Comunidades Autónomas como Murcia, Canarias, Valencia, Extremadura, Aragón y Andalucía, según el anterior estudio. Sólo durante el pasado año, el número de hectáreas arrasadas por los tres grandes incendios provocados en la región manchega ascendió a las 1.000 hectáreas.

    En cuanto al Parque Natural del Alto Tajo, situado al este de la provincia de Guadalajara, se encuentra sobre un territorio reconocido como uno de los sistemas de cañones y hoces fluviales más extensos de la Península Ibérica y representativos de la geomorfología kárstica.

    Con gran diversidad geológica, botánica y topográfica se encuentra en un excelente grado de conservación y constituye un lugar de excepcional importancia desde el punto de vista de la conservación de la biodiversidad castellano-manchega, lo que le llevó a ser declarado Parque Natural en abril del año 2000.