21 de abril de 2019
  • Sábado, 20 de Abril
  • 23 de diciembre de 2010

    Innova.-La USAL formalizará hoy el contrato de las obras de la sede del Centro de Láseres Pulsados Ultracortos

    SALAMANCA, 23 Dic. (EUROPA PRESS) -

    La Universidad de Salamanca (USAL) formalizará hoy jueves el contrato con la empresa Ferrovial Agroman, encargada de las obras de ejecución de la sede definitiva del Centro de Láseres Pulsados Ultracortos Ultraintensos (CLPU), que se ubicará en el edificio 'M5' del Parque Científico de la USAL y que tendrá que estar concluido a finales de 2012 o principios de 2013.

    El documento estipula una duración de labores de construcción de dos años. Hasta entonces, según ha avanzado la vicerrectora de Investigación de la USAL, María Ángeles Serrano, los investigadores de este nuevo centro "único y singular" en España se ubicarán temporalmente en otros espacios.

    Por el momento, se encuentran desempeñando sus funciones en la Facultad de Físicas y en el antiguo colegio de San Bartolomé. Y, a partir de noviembre de 2011 se trasladarán al edificio 'M3', en las inmediaciones del 'M5', donde estarán el tiempo que queda para la ubicación definitiva.

    El director general de Universidades e Investigación de la Consejería de Educación de la Junta de Castilla y León, Juan Casado Canales, en calidad de presidente de la Comisión Ejecutiva del consorcio que gestiona el Centro de Láseres Pulsados Ultracortos Ultraintensos (CLPU), y el gerente de la Fundación Parque Científico, José Miguel Sánchez Llorente, han firmado hoy en la Sala de Retratos del Rectorado de la Universidad de Salamanca un convenio de colaboración para su presencia en el 'M3' hasta que esté en servicio el nuevo.

    Después, una vez que ya se haya concluido el edifico 'M5', los laboratorios y estancias del 'M3', dispuestos para las actividades de los trabajadores del láser, quedarán libres para albergar a otras empresas interesadas en las actuaciones del láser, que será uno de los diez más potentes del mundo.

    EDIFICIOS 'M3' Y 'M5'

    El edificio 'M3' se levantará en el denominado 'Enclave Innovatec' del Parque Científico de la Universidad de Salamanca, situado en el Campus de Villamayor, y se caracterizará por su "gran funcionalidad y versatilidad".

    Con un presupuesto de ejecución de aproximadamente once millones de euros, esta nueva infraestructura dispondrá de más de 8.900 metros cuadrados de superficie y pretende acoger proyectos empresariales que aunados a los que se desarrollan actualmente favorezcan la consolidación del parque como "un referente" tecnológico, según José Miguel Sánchez Llorente.

    A las empresas presentes ya en el 'M2' y próximamente en el 'M3' y en la 'Incubadora', se sumará el Centro de Láseres Pulsados Ultracortos Ultraintensos (CLPU) que, dirigido por Luis Roso y financiado por el Ministerio de Ciencia e Innovación, la Junta de Castilla y León y la Universidad de Salamanca.

    Con la integración del centro en el 'M5', desde la Fundación Parque Científico se plantea consolidad este edificio como un centro de atracción de empresas vinculadas a la tecnología láser, de forma que, siguiendo el modelo de especialización de otros parques científicos.

    "El impulso que nos va a dar el CLPU va a ser tal que, a medio plazo, el Parque Científico de la Universidad de Salamanca podrá considerarse como el Parque del Láser", en palabras del gerente de la Fundación Parque Científico.

    CENTRO DEL LÁSER

    El objetivo del Centro de Láseres Pulsados Ultracortos Ultraintensos es, en palabras de su director, Luis Roso, "generar nuevos paradigmas en la aceleración de partículas", cuyas aplicaciones y estudios luego se podrán utilizar en distintos campos.

    Su tecnología "nueva" permitirá "revolucionar" muchas aplicaciones que actualmente están ya utilizándose y otras que "aún están por desarrollar" principalmente en la medicina, según el director del futuro Centro.

    Por ejemplo, Luis Roso ha destacado que su funcionamiento servirá para hacer sistemas láser "más pequeños" que actualmente sólo se utilizan en grandes hospitales y que, gracias a los avances, podrán reducirse sus tamaños con las mismas o mejores aplicaciones.

    De esta forma, es posible, según Luis Roso, que los expertos en medicina puedan utilizar medios que hasta ahora eran inviables por su tamaño y alto coste. "Se pueden generalizar estos usos en hospitales más pequeños", ha puntualizado.