27 de noviembre de 2020
23 de octubre de 2020

16 años de cárcel por matar a un hombre y herir a otro que se hicieron pasar por agentes para quitarle droga

SALAMANCA, 23 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Audiencia Provincial de Salamanca ha condenado al autor del 'crimen de Beleña' a 16 años de cárcel por un delito de homicidio consumado y otro de intento de homicidio, después de que asestase tres navajazos a un hombre y otro más a su acompañante cuando estos últimos se hicieron pasar por guardias civiles para quitarle la droga que llevaba para vender.

En concreto, según la sentencia a la que ha tenido acceso Europa Press, los hechos ocurrieron en diciembre de 2016, cuando el autor de los hechos viajó con otras dos personas en un coche desde Algeciras hasta Salamanca, con la intención de vender droga que llevaban en su poder.

Una vez en Salamanca, los tres se pusieron en contacto con una "conocida" que residía en Santa Marta de Tormes por si le interesaba comprar el cargamento. En ese momento, ella no quería pero se lo dijo a un tercero por si él estaba interesado.

Esta tercera persona explicó a la mujer que pasaba por dificultades económicas y que, por eso, su intención no era comprar sino quitarles la mercancía, para lo que diseñaron un plan, que consistía en que ella se interesase por el cargamento y quedase con ellos.

Así lo hizo y se citó con los poseedores de la droga en una gasolinera próxima a Santa Marta, a continuación, ya con ellos, desestimó la compra mientras que el interesado en el robo les vigilaba desde las cercanías, acompañado por su cuñado.

Después, al no cerrarse el acuerdo, los vendedores se marcharon con la sustancia estupefaciente de regreso a Algeciras pero en la A-66, a la altura de Beleña, el hombre que quería darles el "vuelco" se interpuso en el camino y, acompañado por su cuñado, les hizo parar y les enseñó una placa falsa de la Guardia Civil.

Los integrantes del coche, al percatarse de que no eran agentes, salieron del coche y comenzaron una disputa, que terminó cuando uno de ellos, el ahora condenado, asestaba tres puñaladas al que intentaba quitarle la droga y otra más a su acompañante.

Después, los dos heridos consiguieron volver al coche en el que viajaban pero, tras unos "breves kilómetros", el conductor --el hombre con tres puñaladas-- se desvaneció, se salió de la calzada, junto al acompañante herido. El primero de ellos falleció y el segundo fue atendido por los servicios de emergencias por una alerta que inicialmente parecía un accidente de tráfico.

Para leer más