21 de abril de 2019
18 de julio de 2010

El 4,92 por ciento de las llamadas realizadas al 016 en el primer semestre de 2010 se hicieron desde la Comunidad

En total se recibieron 1.604 llamadas en Castilla y León, la mayor parte en los tres primeros meses del año

El 4,92 por ciento de las llamadas realizadas al 016 en el primer semestre de 2010 se hicieron desde la Comunidad
MINISTERIO DE IGUALDAD

VALLADOLID, 18 Jul. (EUROPA PRESS) -

Castilla y León registró en el primer semestre del año el 4,92 por ciento de las llamadas recibidas en toda España al número de ayuda a las víctimas de malos tratos, el 016, lo que supone más de 1.600 llamadas a lo largo de estos seis meses.

Según informaron a Europa Press fuentes del Ministerio de Igualdad, el mayor número de llamadas se produjo durante el segundo trimestre del año --816-- aunque el porcentaje, en comparación con el resto del país, fue superior durante los tres primeros meses de 2010, en el que la Comunidad registró el 5,18 por ciento del total nacional.

De acuerdo con estos datos, desde su implantación en septiembre de 2007, la evolución del servicio mantiene una secuencia similar en la que el número de llamadas se reduce durante el fin de semana, mientras que esta cifra se incrementa de forma notable el lunes, que es el día con mayor cantidad de registros.

Por lo que se refiere a franjas horarias, la mayor parte de las llamadas se registraron en torno al mediodía, principalmente entre las 12.00 y las 13.00 horas, mientras que el periodo nocturno es en el que menos avisos se recibieron.

Hasta el 30 de abril de este año, Castilla y León era la sexta comunidad desde la que más llamadas se efectuaban al 016, por detrás de Madrid, Andalucía, Cataluña, Comunidad Valenciana y Canarias, y seguida de cerca por Galicia; mientras que La Rioja, junto con las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, eran las que habían tenido menos comunicaciones.

DATOS POR PROVINCIAS

Por provincias, Valladolid es la que más casos registraba, 2.080; seguida de León, 1.174; Salamanca, 1.111; Burgos, 998; Ávila, 637, y Zamora, 597; mientras que las que menos llamadas tuvieron fueron Segovia, que tuvo 469; Palencia, 434, y Soria, 240.

La mayoría de estas llamadas fueron consultas realizadas por mujeres, cerca del 77,2 por ciento, en tanto que el resto las efectuaron familiares y amigos de estas mujeres (20,4%), así como profesionales y entidades públicas y privadas (2,4%).

Según las mismas fuentes, el perfil más común de la mujer que llama al 016 a nivel de toda España es aquella con pareja. Un 52,1 por ciento de las que han llamado estaban casadas y otro 15,4 tenía pareja de hecho, por lo que un 67,5 por ciento de las mujeres que han usado este servicio convivían con su maltratador.

Asimismo, la mayor parte mantenía una relación con su agresor de entre uno y cinco años --28,4 por ciento--, seguida por aquellas con relaciones superiores a los 20 años --23,6-- mientras que el resto se encontraba comprendido entre estos periodos y sólo un 8,2 por ciento llevaba menos de un año con su pareja.

Por otro lado, las estadísticas del Ministerio señalan que el 92 por ciento de las mujeres que recurrieron a este servicio tenían uno o más hijos; el 56,2 tenía menos de 50 años, y el 53,3 por ciento tenían trabajo, la mayor parte de ellas a jornada completa.

Por su parte, los maltratos más denunciados a través del 016 fueron aquellos de tipo psicológico, 51,9 por ciento; frente al 7,1 que alertó de agresiones físicas. No obstante, un 40,9 por ciento manifestó haber sufrido ambas clases de maltratos.

NACIONALIDADES

Por último, de los datos por nacionalidades se desprende que las tres cuartas partes las mujeres que pidieron ayuda a través de este servicio eran españolas, un porcentaje similar en el caso de los agresores españoles identificados por sus víctimas. Entre los extranjeros, la mayor parte de víctimas y agresores procedían de Latinoamérica, Europa del Este y Magreb.

El teléfono 016, que se enmarca en el Plan Nacional de Sensibilización y Prevención de la Violencia de Género aprobado en diciembre de 2006 por el Consejo de Ministros, ofrece a las víctimas de malos tratos y a su entorno información sobre ayudas económicas, de acogida y asesoramiento jurídico, así como la derivación al 112 de aquellas llamadas de emergencia.

Por otro lado, el 016 ofrece sus servicios en español, catalán, gallego, vasco, inglés y francés; al tiempo que establece el número 900 116 016 para personas con discapacidad auditiva. Asimismo, en Castilla y León se encuentra disponible el número de información 900 333 888.