22 de enero de 2021
26 de junio de 2018

El 73,4% de los ciudadanos considera su salud buena o muy buena

El 73,4% de los ciudadanos considera su salud buena o muy buena
EUROPA PRESS - ARCHIVO

El 13,22 por ciento padece obesidad mientras que en los niños el porcentaje es del 8,29 por ciento

VALLADOLID, 26 Jun. (EUROPA PRESS) -

El 73,4 por ciento de los habitantes de Castilla y León considera que su nivel de salud es bueno o muy bueno, un dato muy similar a la media nacional, que es del 74 por ciento, según se desprende de la Encuesta Nacional de Salud (ENS) 2017, publicada por el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social.

En el caso de la Comunidad, el 21,04 por ciento de los encuestados considera que su estado de salud es muy bueno, mientras que un 52,4 por ciento estima que es bueno, mientras que en el lado contrario se encuentra el 1,06 por ciento de la población que valora su estado de salud como muy malo.

Igualmente, un 5,7 por ciento de los castellanoleoneses considera que su estado de salud es malo y un 19,7 por ciento que es regular.

En general, son los hombres quienes tienen una mejor valoración de su estado de salud ya que el 50,4 por ciento de las personas que considera que su salud es muy buena son hombres, mientras que también, entre quienes valoran su salud como buena, el 52 por ciento son hombres.

Por otro lado, sobre los determinantes de la salud, el 13,2 por ciento de los castellanoleoneses padece obesidad, mientras que un 39,16 por ciento padece sobrepeso frente a un 45,17 por ciento tiene 'normopeso' y un 2,44 por ciento tiene peso insuficiente.

Asimismo, el 15,6 por ciento de la población infantil de la Comunidad tiene peso insuficiente, el 19,36 por ciento sobre peso y el 8,29 por ciento obesidad, frente a un 58,26 con 'normopeso'.

En cuanto al consumo de tabaco, el mayor porcentaje de ciudadanos, el 48,66 por ciento reconoce que no ha fumado nunca, el 22,7 por ciento que es fumador diario, el 26,48 es ex fumador y el 2,16 por ciento es fumador ocasional.

No obstante, el 40,83 por ciento consume entre 10 y 19 cigarrillos al día, el 23,53 por ciento más de 20 cigarros y el 35,63 por ciento de 1 a 9 cigarrillos.

La edad media de inicio en el consumo de tabaco en Castilla y León son los 17,12 años (17,15 los hombres y 17,09 las mujeres) , pro debajo de la media nacional que es de 17,12 años.

En cuanto al consumo de alcohol, el 21,73 por ciento de los encuestado lo consume a diario, el 23,80 por ciento de forma semanal pero no a diario, el 12,94 por ciento de manera mensual pero menos de una vez a la semana, el 9,77 por ciento menos de una vez al mes, el 13,16 no lo ha consumido en el último año y el 18,59 por ciento nunca bebe alcohol.

Por otro lado, en cuanto a la práctica deportiva, el 24,42 por ciento de los castellanoleoneses reconoce un nivel acto de actividad física, el 41,95 por ciento un nivel moderado y un 33,63 por ciento un nivel bajo, aunque el tiempo medio de actividad sedentaria entre los castellanoleoneses es de 4,74 horas al día a lo que hay que añadir que un 78 por ciento pasa una hora o más de su tiempo libre frente a una pantalla, de lunes a viernes, porcentaje que es del 83,73 por ciento los fines de semana.

El nivel medio de estrés laboral en Castilla y León es del 4,09, por debajo de la media nacional que es del 4,30, aunque el nivel es más alto entre mujeres, el 4,72, frente al 4,05 de los hombres; mientras que el nivel de satisfacción laboral es del 5,35 en la Comunidad, por debajo del 5,47 de media nacional.

ENFERMEDADES CRÓNICAS

Por otro lado, el 66,8 por ciento de los encuestados de la Comunidad sufre alguna enfermedad o problema de salud crónico, mientras que entre los hombres este porcentaje alcanza al 61,34 por ciento de los entrevistados y al 70,68 por ciento de las mujeres.

Asimismo, en el caso del grado de dolor padecido por los encuestados en la Comunidad en las últimas cuatro semanas el 48,85 reconoce no haber sufrido ningún dolor, mientras que el 1,04 por ciento ha sufrido dolor extremo, y un 17,53 por ciento leve y un 18,96 por ciento moderado.

Otro de los indicadores de la encuesta es la asistencia a consultas médicas y en el caso de Castilla y León el 47,12 por ciento de los encuestados fue por última vez a una consulta hacía más de cuatro semanas pero menos de un año, mientras que el 38,62 por ciento había ido hacía menos de un mes, tan sólo el 14,27 reconoció no haber ido hacía más de un año.

En el caso de la asistencia al médico de familia o al pediatra, el 48,51 por ciento había ido a consulta hacía más de cuatro semanas pero menos de un año, mientras que el 33,3 por ciento había acudido hacía menos de un mes y el 18,12 por ciento hacía más de un año de su última visita.

En cuanto a la visita al especialista, el 14,35 por ciento de los encuestados había acudido a una cita médica con un especialista hacía menos de cuatro semanas, el 24,78 por ciento hacía más de cuatro semanas pero menos de un año, el 45,13 hacía más de un año y el 5,75 no ha acudido nunca.

Los centros de salud y consultorios médicos son quienes más consultas reciben entre los encuestados de Castilla y León ya que acumulan el 63,78 por ciento de las visitas de los pacientes, mientras que un 19,41 acudió a una consulta externa del hospital, un 7,19 por ciento a un ambulatorio o un centro de especialidades, un 7,20 a un médico privado y un 1,85 por ciento a urgencias.

El 69,55 por ciento de los pacientes acudió a una consulta por un diagnóstico, revisión de una enfermedad o problema de salud; un 3,15 al programa de atención al niño y por vacunación; un 15,91 a por recetas o partes de baja o alta médica y un 11,4 por ciento por otros motivos.

En Castilla y León, el 90,6 por ciento de los encuestados acudió a un médico de la Sanidad Pública, mientras que el 2,92 a una sociedad médica y el 5,97 por ciento a un médico privado.

En cuanto a las pruebas diagnósticas realizadas, el 64,4 por ciento de los castellanoleoneses se sometió a un análisis, a un 22,95 por ciento la hicieron una radiografía, un 8,07 por ciento se sometió a un scaner, 15,30 a una ecografía y el 6,84 por ciento a una resonancia magnética.

Por otro lado, tan sólo el 4,56 por ciento tuvo que ser hospitalizado en los últimos doce meses, frente a un 95,4 por ciento que no tuvo que ingresar y el tiempo medio de estancia es de 5,35 días, por debajo de la media nacional que es del 6,09 días. Asimismo, un 26,73 por ciento de los consultados en Castilla y León acudió al servicio de Urgencias en el último año y de ellos, el 94,2 por ciento fue a los servicios de la Sanidad Pública y el 5,34 por ciento a un centro privado.

En cuanto a la espera, el 16,07 por ciento de los castellanoleoneses estima que fue excesiva o inaccesible la asistencia médica por lista de espera en los últimos 12 meses.

Para leer más