13 de noviembre de 2019
8 de marzo de 2019

El 95% de los accidentes causados por animales en Burgos fueron provocados por fauna cinegética

El 95% de los accidentes causados por animales en Burgos fueron provocados por fauna cinegética
EUROPA PRESS - ARCHIVO

BURGOS, 8 Mar. (EUROPA PRESS) -

El 95 por ciento de los accidentes causados por animales en la provincia de Burgos fueron provocados por fauna cinegética, según se ha informado este viernes la Subdelegación del Gobierno a través de un comunicado recogido por Europa Press.

A lo largo de 2018 se registraron en la provincia 2.323 accidentes de tráfico con animales implicados, lo que supone un 1,86 por ciento menor que en el año anterior, aunque representa una cifra elevada si los datos se comparan con los de 2008, cuando se registraron 1.053 siniestros de este tipo.

El pasado año se contabilizaron, por causa de estos accidentes, doce víctimas, frente a las 18 del año anterior, mientras que se contabilizaron 2.311 siniestros con daños materiales, tanto en las carreteras del Estado como en las autonómicas, provinciales y locales, con noviembre y agosto como meses con una mayor accidentalidad.

La fauna cinegética fue la causante de la mayor parte de los accidentes con animales en la provincia de Burgos, ya que del total registrado, en 1.595 siniestros con daños materiales estuvo implicado uno o varios corzos y en seis accidentes con estos animales se registraron víctimas.

Esta cifra duplica las estadísticas de hace diez años en el caso de los accidentes con daños materiales, ya que en 2008 se contabilizaron 650, si bien es ligeramente inferior a la de 2017, cuando se registraron 1.633.

A los corzos les siguen los jabalíes, que provocaron 484 accidentes con daños materiales y cinco con daños personales a lo largo del pasado ejercicio, cuando además se contabilizaron 58 accidentes con daños materiales causados por perros.

Durante la última década, según se muestra en el informe de Subdelegación, el número de accidentes de tráfico con animales se ha incrementado hasta convertir a Burgos en la provincia de Castilla y León con más accidentes de este tipo.