7 de marzo de 2021
17 de agosto de 2009

Afectados por el incendio que quemó 1.500 hectáreas en 2003 en Cebreros (Ávila) reclaman sus indemnizaciones

ÁVILA, 17 Ago. (EUROPA PRESS) -

Algunos de los afectados por el incendio que arrasó 1.500 hectáreas en Cebreros (Ávila) en el año 2003 continúan reclamando las indemnizaciones que el Ayuntamiento debe pagarles, según las sentencias del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo que obliga al Consistorio a pagar dado que el fuego se propagó desde el vertedero municipal.

El año pasado el Ayuntamiento depositó 300.000 euros en el juzgado, que era la cantidad que cubría la póliza de seguro, y comenzaron a pagarse las indemnizaciones, si bien desde que se produjo el incendio se ha estado reclamando a la Junta que se hiciera cargo de ello por no haber sellado el vertedero en el que se produjo el escape.

Los afectados, sin embargo, son más de 400 y sólo en la urbanización Calas de Guisando ascienden a más de cuatro millones de euros.

Cabe recordar que el 1 de agosto de 2003 se originó el incendio, que arrasó 1.500 hectáreas de arbolado, viñedos y pasto, un centenar de viviendas y algunos coches y que afectó a los términos municipales de Cebreros, El Tiemblo y San Martín de Valdeiglesias.

Según Pedro Sánchez, portavoz de un colectivo de afectados de Cebreros, hay once personas de la localidad que forman parte de esta asociación y que todavía no han recibido "ni un solo céntimo", mientras que otros "han cobrado algo de dinero pero todavía les faltan los intereses de demora".

"Fue un fuego importante en el que hubo una víctima y la única subvención que se recibió por parte de la Junta fue destinada a los afectados de la urbanización de Calas de Guisando, mientras que los de Cebreros ni hemos sido recibidos por el alcalde", señaló antes de mantener una reunión con el presidente de la Diputación, Agustín González, para exponerle la situación.

Algunos de los afectados están pendientes de cobrar hasta 60.000 euros y se quejan de que el Ayuntamiento "no da ninguna explicación de por qué no se paga".

"Se quemaron nuestras propiedades, tenemos sentencias firmes que establecen que tenemos que cobrar, pero no hemos recibido nada", insistió Sánchez.