21 de noviembre de 2019
14 de enero de 2009

La alcaldesa de Zamora considera "rechazable" la discriminación de la cofradía de Las Capas al no admitir a una mujer

ZAMORA, 14 Ene. (EUROPA PRESS) -

La alcaldesa de Zamora, Rosa Valdeón, señaló hoy que es "rechazable" la actitud discriminatoria demostrada por la Hermandad de Penitencia, una de las cofradías que forma parte de la Semana Santa de Zamora, al haber vetado la participación de una mujer en la cofradía.

La asamblea de hermanos celebrada ayer por la noche decidió plantar cara a la orden emitida por el Obispado que obligaba a la cofradía a aceptar la petición de admisión cursada el año pasado por una mujer, hija de uno de los hermanos.

Rosa Valdeón criticó la decisión tomada por la Hermandad de Penitencia, conocida como Las Capas Pardas por la indumentaria que portan los cofrades durante la procesión del Miércoles Santo por la noche, y señaló que "todas estas actitudes hay que rechazarlas en nuestra sociedad".

La alcaldesa aseguró que es "absolutamente respetuosa" la postura que ha adoptado el Obispado con las mujeres al considerar que deben formar parte de la cofradía en igualdad de condiciones con el resto de los hermanos.

Rosa Valdeón pidió a los ciudadanos que "se sensibilicen" ante situaciones de este tipo y dijo que es necesario luchar y trabajar por una igualdad real "poco a poco, ya no, ahora con una cierta urgencia".

La alcaldesa señaló que "en pleno siglo XXI no se pueden tener actitudes discriminatorias de este tipo".

Rosa Valdeón se vio inmersa hace casi un año en una polémica similar, ya que la cofradía del Cristo de Valderrey, integrada únicamente por hombres, vetó su asistencia a una comida de hermandad por ser mujer y le pidió que delegara la representación institucional en un hombre de su gobierno, algo que fue rechazado por la alcaldesa.

De hecho, la cofradía de Valderrey, que celebra su romería anual al inicio de la primavera, todavía tiene pendiente una votación para decidir si este año se invitará a la comida de hermandad a las mujeres, algo que afecta no sólo a la alcaldesa de Zamora sino también a la subdelegada del Gobierno.