5 de abril de 2020
25 de agosto de 2008

Los análisis realizados a las reses de Posada de Valdeón (León) confirman que no hay afectadas por la lengua azul

LEÓN, 25 Ago. (EUROPA PRESS) -

Los análisis efectuados por el Laboratorio Regional de Salud a las 164 ovejas de la localidad leonesa de Posada de Valdeón, donde se sospechaba que podría haber alguna res afectada con la enfermedad de la lengua azul, descartaron que exista un foco en la zona y confirmaron que no hay casos en la provincia de León.

Así lo explicó esta mañana en rueda de prensa el jefe de Agricultura de la Junta de Castilla y León, Fidentino Reyero. Después de reunirse con los representantes de las organizaciones agrarias COAG, UGAL-UPA, ASAJA y UCCL, el jefe de Agricultura aseguró que es muy "difícil" que se detecte algún caso en la provincia, aunque "es muy posible que tengamos que convivir" con este problema durante algún tiempo.

Fidentino Reyero recordó que "se trata de un problema de sanidad animal, no de salud pública, ya que no se transmite al hombre". La lengua azul es una "enfermedad infecciosa, no contagiosa", por lo que aunque una res esté en contacto con otra no se propaga la enfermedad, ya que su origen es la picadura del mosquito.

La Junta empezó el pasado día 11 de agosto la campaña de vacunación para prevenir esta enfermedad en el norte de la provincia, declarada como zona restringida, tras los focos detectados en Cantabria y en Asturias.

A pesar de que no se han diagnosticado casos en la Comunidad Autónoma, la normativa obliga a adoptar medidas de precaución en el norte de León, de Palencia y de Burgos.

Fidentino Reyero insistió que "las tres cuartas partes de España está declarada como zona restringida", al estar afectada por alguna de las veinte variedades de este virus.

El responsable del servicio territorial indicó que la próxima semana se procederá a revacunar al ganado, en total 30.709 reses bovinas y 49.077 ovinas.