20 de agosto de 2019
14 de diciembre de 2008

El artista vasco Ibarrola y el poeta abulense Muñoz Quirós publican un libro dedicado a los celtas como memoria de Europa

ÁVILA, 14 Dic. (EUROPA PRESS) -

El escultor vasco Agustín Ibarrola y el poeta abulense José María Muñoz Quirós han editado el libro, con pinturas del primero y versos del segundo, 'La piedra y el viento', con el subtítulo 'Los celtas: memoria de Europa', en el que de homenajea al "sueño de Europa", según el eurodiputado del PP Agustín Díaz de Mera, que ha auspiciado la iniciativa desde el Grupo Parlamentario Popular Europeo.

En la introducción de la obra, Díaz de Mera explica que en la obra Ibarrola "recoge la tradición celta de impulsar el conocimiento profundo de las cosas", y "asume el relevo que los siglos le han dejado en sus pinceles, en su mirada, en su corazón generoso, y en esta ocasión se una a un poeta castellano".

En los versos, Muñoz Quirós es "testigo de un paisaje de piedra y cielo, de una cultura legendaria que se manifiesta en cada uno de los poemas que pueblan cada signo de la memoria, para juntos reflexionar desde la hondura de este legado y sobrevolar las alas de las palabra y del color".

"En definitiva -dice el eurodiputado-, ser europeos es saber mirar y ver el rostro de las cosas que nos unen, dibujar la silueta de un mañana diferente, de un horizonte de libertad, de solidaridad, de justicia, de dignidad y de igualdad, principios y valores que nos dibujan el mapa de nuestra realidad diversa".

El presidente del Parlamento Europeo, Hans-Gert Pöttering, subraya en el prólogo que "cuando un libro busca respuestas en lo que nos acerca un poco más al tiempo de la luz, y nos muestra el color de la aventura de la existencia, entonces nos abrazamos al patrimonio esencial que nos identifica con las cosas verdaderas y eternas, con el sueño que en nuestra memoria reconstruye el rostro fiel y profundo del pasado común de nuestra historia".

La obra, de 64 páginas, contiene 13 láminas de Ibarrola y 23 poemas de Muñoz Quirós.

El escultor vasco se encuentra vinculado a Ávila desde que hace tres años trabaja pintando rocas en un paraje de encinares situado en la localidad abulense de Muñogalindo.