2 de diciembre de 2020
5 de febrero de 2020

Atendidos unos 600 refugiados en Salamanca desde el pacto institucional de 2015 para acoger a personas en esta situación

Atendidos unos 600 refugiados en Salamanca desde el pacto institucional de 2015 para acoger a personas en esta situación
Representantes de las entidades públicas y sociales participantes en el pacto de ayuda a personas refugiadas en Salamanca. - EUROPA PRESS

SALAMANCA, 5 Feb. (EUROPA PRESS) -

Unos 600 refugiados han sido atendidos en Salamanca, a través de instituciones y organizaciones humanitarias tanto de la capital como de la provincia, desde el pacto que las entidades participantes firmaron en septiembre de 2015 para acoger a personas en esta situación.

A lo largo de este tiempo, los beneficiarios han sido atendidos en sus diferentes fases por las entidades adheridas a la iniciativa, que ha permitido desde entonces trabajar de manera coordinada y colaborativa.

Precisamente, este pacto ha sido renovado este miércoles en el Ayuntamiento de Salamanca, en el que han estado presentes las ocho entidades que lo han rubricado con el objetivo de mantener las acciones para dar solución a las necesidades de acogida, atención básica y acompañamiento de los refugiados que vengan a Salamanca.

Tras la firma del pacto, la primer teniente de alcalde y concejal de Familia e Igualdad de Oportunidades, Ana Suárez, ha manifestado que esta línea de trabajo "era necesaria" en 2015 y "ahora lo es más" para "ayudar a quienes llegan en una situación tan complicada".

En esta línea, la diputada provincial Eva Picado ha destacado el "gran trabajo" realizado por las entidades a través de un pacto que "lo que hace es sumar" en "apoyo y defensa de las personas" y con "el compromiso de intentar mejorar su situación".

Por parte de las organizaciones participantes ha tomado la palabra, en representación de todas, el presidente provincial de Cruz Roja Salamanca, Jesús Juanes, quien ha destacado que fue "un acuerdo pionero" en 2015 para ayudar a "la avalancha de personas que buscaban una vida más digna", ha puesto de relieve la importancia de continuar en esta línea, pues "la situación está volviéndose aún más complicada".

Como ejemplo, Jesús Juanes ha señalado que si en 2015 se registraban en España 5.000 solicitudes de protección internacional de personas que "huían de la persecución", en el último año se han contabilizado 117.000 peticiones del mismo tipo.

Ante ello, el presidente provincial de Cruz Roja ha mostrado su satisfacción por el interés de Salamanca de "no volver la cara" y ayudar a los necesitados, "con medidas equilibradas y sostenibles", para que puedan "encontrar una situación de normalidad".

PACTO

El Ayuntamiento de Salamanca y la Diputación de Salamanca, junto con la entidades Cruz Roja, Cáritas y Accem firmaron el 28 de septiembre de 2015 un Pacto Institucional Local y Provincial para acoger a personas refugiadas, en el marco del Programa Global de Protección Internacional del Ministerio de Empleo.

A este pacto se adhirieron después la Asociación Salamanca Acoge y la Fundación Cepaim, y, a posteriori, se ha sumado como nuevo miembro la Fundación Ymca, ha apuntado el Consistorio salmantino.

El programa de trabajo se basa en una metodología de intervención con personas refugiadas que se establece en fases: la primera acogida o fase cero (fase de acogida y diagnóstico), primera fase o fase de acogida temporal (donde pretende cubrir las necesidades básicas de las personas beneficiarias); segunda fase o fase de integración (donde se pretende potenciar los procesos de autonomía de las personas) y tercera fase o fase de autonomía (cuando se puede necesitar asistencia o apoyo eventual o esporádico).

La estructura organizativa está integrada por una comisión institucional y por una comisión técnica que está compuesta por personal técnico y personas representantes de las entidades firmantes con capacidad de intervención, y la constitución del Grupo de Trabajo del Pacto, que se ha reunido en 22 ocasiones en estos últimos cuatro años de vigencia.

Durante estos años a las personas solicitantes de refugio, que proceden de todos los continentes, el dispositivo les ha apoyado con asesoramiento jurídico, acompañamientos, información, prestaciones económicas, cursos de español, formación.

Para leer más