21 de mayo de 2019
  • Lunes, 20 de Mayo
  • 11 de junio de 2008

    El Auditorio Ciudad de León acoge hoy una conferencia sobre Simone de Beauvoir

    LEÓN, 11 Jun. (EUROPA PRESS) -

    La catedrática Socorro Suárez Lafuente, profesora de Filología Inglesa de la Universidad de Oviedo, impartirá hoy en el Auditorio Ciudad de León la conferencia 'Simone de Beauvoir: La Voz que permanece', una actividad enmarcada en la conmemoración del centenario del nacimiento de la escritora francesa organizados por la Concejalía de Bienestar Social y Mujer del Ayuntamiento de León en colaboración con la Asociación Simone de Beauvoir.

    La conferencia tendrá lugar en la sala de exposiciones 2 a las 20.00 horas, según informó el Ayuntamiento de León en una nota recogida por Europa Press.

    Asimismo, desde el pasado domingo, la sala 2 del Auditorio Ciudad de León acoge la exposición conmemorativa sobre el centenario de Simone de Beauvoir, 'No se nace mujer, una llega a serlo', que se podrá visitar hasta el próximo día 28 de junio en horario de 11.00 a 14.00 horas por las mañanas y de 18.00 a 20.00 horas por las tardes, de lunes a sábados.

    Simone de Beauvoir, (1908-1986), nacida en una familia burguesa en París, fue educada según la sólida moral cristiana vigente en la época. En sus memorias, ella misma cuenta la "fuerte" impresión que le causó en su juventud descubrir el "ocaso" de la religión: "dejar de creer en Dios era asumirse plenamente responsable de sus propias elecciones".

    En el año 1929, después de conocer a Jean Paul Sartre en la Sorbona donde ambos estudiaban Filosofía, se unió "estrechamente" al filósofo y a su círculo, entre los que se encontraba Paul Nizan, autor de Aden-Arabia). Con el tiempo ambos crearon una relación que les permitía compatibilizar su libertad individual con la vida en conjunto.

    Simone de Beauvoir fue profesora de filosofía hasta el año 1943 en escuelas de diferentes lugares de Francia como Rúan y Marsella, hasta que la ocupación alemana en París, a causa de la II Guerra Mundial, la alejó para siempre de la enseñanza. Durante ese periodo vivió en la ciudad tomada e integró el movimiento de la Resistencia Francesa.

    En su primera novela, 'La invitada', exploró los dilemas existencialistas de la libertad, la acción y la responsabilidad individual, temas que abordó igualmente en trabajos posteriores como 'La sangre de los otros' y 'Los mandarines', novela por la que recibió el Premio Goncourt y considerada la más importante de todas sus obras.

    Las tesis existencialistas, según las cuales cada uno es responsable de sí mismo, se introducen también en una serie de obras autobiográficas, cuatro en total, entre las que se encuentran 'Memorias de una joven de buena familia' y 'Final de cuentas'.

    Sus trabajos ofrecen una visión "sumamente reveladora" de su vida y su tiempo y entre sus ensayos escritos se encuentran 'El segundo sexo', un profundo análisis sobre el papel de las mujeres en la sociedad y la construcción del rol y la figura de la mujer; 'La vejez', centrada en la situación de la ancianidad en el imaginario occidental y en donde critica "apasionadamente" la marginación y el ocultamiento y 'La ceremonia del adiós', "polémica" obra que evoca la figura de su compañero de vida, Jean Paul Sartre.