22 de noviembre de 2019
  • Jueves, 21 de Noviembre
  • 30 de noviembre de 2009

    El Ayuntamiento de León expresa la "deslealtad institucional" de UGT tras las declaraciones sobre el Parque de Bomberos

    LEÓN, 30 Nov. (EUROPA PRESS) -

    La concejal de Deportes y Bomberos, Natalia Rodríguez Picallo, expresó hoy la "deslealtad institucional" de UGT tras las declaraciones efectuadas hoy sobre el Parque Municipal de Bomberos, ya que la problemática del sector se encuentra en un proceso de negociación que se abordará el próximo miércoles día 2 en una mesa de trabajo.

    "Nos parece una deslealtad institucional lo que ha ocurrido en día de hoy", recalcó y manifestó su malestar ante las críticas efectuadas por UGT sobre asuntos que se tratarán en la mesa de trabajo del próximo día 2. "No voy a entrar en el fondo de las afirmaciones que ellos hacen. Ha sido una actuación de oportunismo", declaró.

    Concretamente, la organización sindical FSP-UGT exigió hoy una ampliación de la plantilla del Parque Municipal de Bomberos de León en, al menos, diez efectivos para 2010 y solicitó la dimisión de Rodríguez Picallo por su "nefasta" gestión.

    Para la concejal del área, UGT tendrá que ofrecer explicaciones sobre este asunto tanto al Ayuntamiento de León como al resto de las organizaciones sindicales que participan en las negociaciones. "No es muy comprensible criticar algo que vas a negociar", reiteró.

    Además, aseguró que durante los últimos meses se han producido numerosas reuniones entre la Concejalía de Bomberos y los trabajadores, motivo por el cual el Consistorio conoce su problemática y las posibilidades de mejora.

    Respecto a las cuestiones referentes a los medios materiales del Parque Municipal, que para los representantes de UGT se encuentran en un estado "pésimo", la edil del área señaló que recientemente se ha trasladado a los trabajadores que ellos mismos determinarán qué es lo más necesario para adquirirlo de cara al año 2010.

    Natalia Rodríguez Picallo no quiso ahondar en las cuestiones criticadas por UGT hasta que no se produzca la reunión del próximo día 2, aunque reiteró que se trata de un acto de "oportunismo" por parte de los responsables sindicales.