28 de enero de 2020
  • Lunes, 27 de Enero
  • 7 de enero de 2009

    Los ayuntamientos de Zamora y Benavente se unen al repique de campanas que recordará a las víctimas de Ribadelago

    ZAMORA, 7 Ene. (EUROPA PRESS) -

    Los ayuntamientos de Zamora y Benavente se unirán al repique de campanas que está previsto en la madrugada del próximo día 9 para recordar a las 144 personas que fallecieron el 9 de enero de 1959 como consecuencia de la rotura de la presa de Vega de Tera, que anegó el pueblo de Ribadelago.

    Así en Benavente se harán sonar las campanas de la iglesia de Villanueva de Azoague, según informaron fuentes municipales, para rendir homenaje a las víctimas mientras que en la capital zamorana repicarán las campanas instaladas en el edificio de la casa consistorial a las 0.10 horas.

    Según informó hoy el Ayuntamiento de Zamora, "con este repique de campanas" se suma al recuerdo de las 144 personas que perdieron la vida y al mismo tiempo "muestra su solidaridad con quienes han vivido más de cerca esta tragedia que perdura en la memoria de muchos zamoranos".

    Las campanas del Ayuntamiento de Zamora, ubicadas en el cimborrio, se instalaron en la última rehabilitación del edificio y suenan únicamente con motivo de la celebración que se oficia en el Ayuntamiento el día del Corpus.

    La comisión organizadora de los actos conmemorativos del 50 aniversario de la catástrofe de Ribadelago ha invitado a todos los ayuntamientos e iglesias de la provincia a secundar el repique de campanas, que se producirá en el mismo momento en que se rompió la presa hace 50 años.