8 de abril de 2020
29 de mayo de 2014

El Bocyl publica mañana la licitación de la gestión de las residencias de enfermos mentales de Burgos y Ávila

BURGOS, 29 May. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Milagros Marcos, ha anunciado este jueves en la capital burgalesa que el Boletín Oficial de Castilla y León (Bocyl) publicará mañana la licitación del contrato de gestión de las residencias de enfermos mentales de Burgos y Ávila.

Marcos, quien ha inaugurado en el Fórum Evolución el Congreso Internacional de Autismo, ha explicado que este contrato tendrá una duración de tres años y un coste total estimado para las dos residencias que asciende a 3,5 millones de euros.

Asimismo, ha adelantado que ambas residencias comenzarán a funcionar antes de que finalice el presente año, con una ocupación máxima de hasta 40 plazas y una creación de entre once y quince empleos de atención directa en cada una de ellas, a los que habrá que sumar el personal de servicios necesario para su correcto mantenimiento.

DEPENDENCIA

En ambos casos, la residencia acogerá a personas de entre 16 y 65 años, residentes en Castilla y León, que tengan solicitada la situación de dependencia y que padezcan discapacidad mental grave, prolongada y estabilizada.

Estas residencias se presentan como un recurso comunitario que ofrece acogida, alojamiento, manutención, cuidado y apoyo personal y social, de carácter abierto, temporal y transitorio, y también de carácter indefinido, cuando sea necesario, para usuarios de evolución crónica con una situación de estabilidad relativa.

El coste de obra y equipamiento de las residencias de Burgos y Ávila ha supuesto una inversión de 7,4 millones de euros. En el caso de la burgalesa, está construida sobre una superficie de más de 2.000 metros cuadrados, en un edificio con diferentes dependencias de servicios y una zona residencial de cuatro módulos independizados, con habitaciones individuales y baño incorporado, así como salas de estar.

La residencia de enfermos mentales de Ávila, edificada sobre una superficie de 2.277 metros cuadrados, dispone también de diferentes salas y zonas de servicios, así como espacios de uso común, como el salón, la biblioteca y el comedor.

La primera y segunda planta de edificio albergarán la zona residencial que, estructurada en seis unidades residenciales, dispondrá de habitaciones individuales con baño propio y una zona de estar de uso común para cada módulo.