16 de noviembre de 2019
  • Viernes, 15 de Noviembre
  • 21 de octubre de 2019

    'Cat in the wall', sinécdoque de la Inglaterra del Brexit desde la mirada inmigrante

    'Cat in the wall', sinécdoque de la Inglaterra del Brexit desde la mirada inmigrante
    Las directoras búlgaras Mina Mileva y Vesela Kazakova en la Seminci.SEMINCI

    VALLADOLID, 21 Oct. (EUROPA PRESS) -

    El contraste entre suburbios y gentrificación, ese voraz fenómeno urbanístico derivado de la globalización, protagoniza la comedia sociopolítica 'Cat in the Wall', basada en la perspectiva real de las directoras búlgaras Mina Mileva y Vesela Kazakova, que se ha proyectado en la tercera jornada de la 64 Semana Internacional de Cine de Valladolid.

    Ambas realizadoras han confirmado durante la rueda de prensa posterior a la película, que esta se basa completamente en la experiencia de Mileva en Inglaterra, donde residió durante 20 años.

    De hecho, ha reconocido que vivió, junto a su hijo, la misma situación que se plantea en la película, en la que un gato atrapado en la pared detona las tensiones de un edificio, que coinciden con las la Inglaterra del Brexit, en la que conviven globalización, gentrificación e inmigración y que da lugar a esta tragicomedia.

    "La gentrificación es uno de nuestros temas favoritos y está intencionalmente destacado en esta película", ha apuntado Mileva, ya que se trata de un proceso prácticamente desconocido en los países de la Europa del este, donde hay muchas propiedades abandonadas, y que, sin embargo, supone un "grave problema" en otros como Inglaterra.

    De este modo, un bloque del suburbio de Londres se convierte en sinécdoque del país desde los ojos de Irina (Irina Atanasova), una inmigrante búlgara cualificada que se ve obligada a hacer frente a los abusos del Ayuntamiento, institución que le obliga a pagar 26.000 libras por la sustitución de dos ventanas con la excusa de embellecer el barrio.

    Además, la película, aunque se encuadra en el momento del Brexit, no pretende versar sobre ello, sino que se trata simplemente de una excusa. No obstante, Mileva, que ha afirmado tener amigos en "ambos bandos", a favor y en contra, por lo que siente "dividida", pero su propia opinión como europea es que no lo entiende y lo considera un proceso "destructivo".

    Por su parte, Kazakova ha explicado que tras colaborar junto a Mileva al frente de varios documentales controvertidos en Bulgaria, quisieron probar con la ficción, aunque no han perdido ese trasfondo político.

    En este sentido ha apuntado que la prensa ha acogido la película con interés, que las críticas han sido positivas y que ya ha recorrido varios festivales antes de desembocar en Valladolid. Todo ello, "a pesar de microscópico presupuesto con el que han contado para esta película", ha matizado Mileva.

    Contador

    Lo más leído en Castilla y León