1 de diciembre de 2020
9 de junio de 2006

Un centenar de trabajadores del Hospital de Ávila protesta contra la arbitrariedad en el reparto de la productividad

ÁVILA, 9 Jun. (EUROPA PRESS) -

Cerca de centenar de trabajadores del Hospital Nuestra Señora de Sonsoles, de Ávila, protestaron hoy porque, a diferencia de otros centros, el reparto de la productividad sólo va destinado a médicos y enfermeras.

Acusan a la gerente del Complejo Hospitalario, Nuria López Cabeza, de "una política de reparto de incentivos totalmente arbitraria e injusta" de la productividad por reducción de listas de espera, según dijo hoy el secretario del sector de Sanidad de FSP-UGT, José Carlos Pajares.

"No entendemos porque no se valora el trabajo de los colectivos más bajos -dijo-, porque es imposible reducir las listas de espera sin la colaboración de todos: los auxiliares administrativos, los pinches de cocina que llevan la comida, los celadores que mueven los papeles o trasladan los enfermos, los trabajadores de lavandería o los de mantenimiento".

Al ser un reparto que queda a criterio del gerente de cada complejo, "responsabilizamos a la gerente del complejo por fomentar el mal ambiente de trabajo dentro de los hospitales y de destruir algo tan importante como el trabajo en equipo al premiar solamente a unos colectivos de trabajadores, cuando para reducir las listas colaboran todos los empleados en mayor o menor medida".

Pajares reconoció que las recomendaciones del Sacyl es que se reparta la Productividad por Reducción de Listas de Espera en un 80 por ciento para médicos y en un 20 por ciento para enfermeras, "pero deja a disposición de los gerentes hacerlo como ellos decidan".

Así "reparte incentivos a manos llenas entre unos trabajadores y les sube el sueldo de manera encubierta a los grupos más altos para no tener que subírselo a los más bajos".

En otras provincias el reparto ha sido en distintos porcentajes, "y en algunos hospitales se ha repartido entre todos los trabajadores de manera más justa, ya que todos colaboran y es algo que puede entender cualquier ciudadano aunque no sepa como funciona un hospital".

A estas críticas, el secretario provincial de la FSP-UGT, Jesús Miguel Bahón, pidió una rectificación sobre este asunto, pero añadió más críticas sobre la gestión la gerente del Complejo Hospitalario y solicitó al Sacyl su dimisión.