17 de septiembre de 2019
22 de noviembre de 2018

Cerca de 250 alumnos reciben formación en seguridad vial en Valladolid de manos de Rivekids

Cerca de 250 alumnos reciben formación en seguridad vial en Valladolid de manos de Rivekids
RIVEKIDS

VALLADOLID, 22 Nov. (EUROPA PRESS) -

Unos 250 alumnos de Infantil y Primaria del Colegio Corazonistas-Sagrado Corazón de Valladolid han recibido formación en seguridad vial gracias a una iniciativa de la empresa vallisoletana de ingeniería Rivekids, que les ha acercado conceptos básicos en esta materia adaptados a su edad.

La actividad, que se ha llevado a cabo los días 21 y 22 de noviembre, ha transmitido a los alumnos cómo cruzar en caso de los más pequeños (tres a cinco años), cómo subir y bajar del coche de forma segura (a los cinco años) o conceptos como el uso del cinturón de seguridad, nociones sobre las formas de las señales de tráfico, circulación de forma segura en bicicleta o la identificación de los agentes de la autoridad como una figura "amable", según ha informado la empresa a través de un comunicado remitido a Europa Press.

La acción es una más de las que lleva a cabo la 'start-up' vallisoletana, ha impartido diversas charlas en las que ha transmitido estos aspectos relacionados con la seguridad vial, en la que la empresa tecnológica trabaja y para cuya mejora ha desarrollado RiveMove, un sistema que reduce hasta un 20 por ciento el daño que se puede producir en la cabeza (Criterio de Comportamiento en Cabeza HPC15) y mejora el confort en los vehículos, ya que optimiza el espacio de las plazas traseras cuando se llevan sillas de coche infantiles compatibles con el sistema Isofix.

El mensaje y los contenidos que se transmiten a los niños por parte de Rivekids van adecuados a su edad y se acompañan diversas herramientas que ayudan a su aprendizaje, entre las que destaca el RiveCar, un coche literalmente partido a la mitad para poder observar la parte trasera en la que viajan los más pequeños y donde se instalan las sillas infantiles.

Además, para los más pequeños, se utilizan otros instrumentos como un paso de peatones portátil o semáforos de juguete para enseñar la importancia del verde o rojo a la hora de cruzar una calle, pero también se les muestra cómo se pueden poner el abrigo sentados en la silla para que esto no suponga un problema para la seguridad o cómo hay que mirar y dar la mano a un adulto al cruzar.

Todos estos aspectos, algunos de los cuales parecen obvios contribuyen a una garantía de reducción de atropellos, tanto en pasos regulados por semáforos como los que no lo tienen.

REDUCIR ATROPELLOS

Precisamente se trata de incidir en estos aspectos en una ciudad como Valladolid, que cuenta con un mal historial de accidentes de este tipo, que se pueden prevenir con la educación en estos hábitos a una edad temprana, para lo que se utilizan técnicas como sentarse en el suelo y mirar a la altura de los pequeños, algo que permite conectar con ellos, según las mismas fuentes.

A medida que se avanza en la edad de los alumnos también se amplían los conocimientos y los mensajes, que a partir de los cinco años se refieren a conceptos como subir o bajar del coche, siempre por el lado de la acera para evitar atropellos o, más adelante, la tensión correcta del cinturón de seguridad o formas de las señales de tráfico y conducción segura de bicicleta.

Asimismo, mediante un juego en el que se "adivina" la edad de los niños, se intenta incidir en la importancia de que a partir de los 18 kilos de peso, cuando van en una silla infantil, debe utilizarse el cinturón de seguridad cuando se circula en el sentido de la marcha, dado que el arnés no les protegerá de forma adecuada. También se complementa esta formación con vídeos ilustrativos.

El transporte escolar, la circulación en bicicleta o las diferencias entre silla infantil y alzador son otras de las cuestiones que se dirigen a los niños de seis o siete años para romper la barrera de afán por ser mayor y dejar el dispositivo de retención infantil que han llevado hasta hace poco.

A este respecto, se incide en la altura, ya que hasta los 150 centímetros deben ir protegidos por una silla adecuada a su talla y peso.

En este afán por mejorar la seguridad vial, además de su trabajo como empresa, Rivekids lleva a cabo diferentes acciones de sensibilización y formación en educación vial que trata de "educar" desde la infancia para reducir los accidentes de tráfico y colabora tanto en el ámbito escolar con otras iniciativas relacionadas con el tráfico para mejorar la seguridad vial.

Rivekids es una empresa 'start-up' vallisoletana de tan sólo tres años desde su constitución, que fabrica íntegramente en Íscar (Valladolid) su producto, que enfoca su trabajo a la reducción de la siniestralidad vial y mantiene abiertas líneas de investigación para mejorar la seguridad de los más pequeños cuando viajan en un vehículos.

Además, lleva a cabo habitualmente iniciativas de concienciación, sensibilización y formación en torno a la seguridad vial, como esta acción que desarrollará en el colegio Corazonistas-Sagrado Corazón de Valladolid, en coordinación con la Dirección del centro, ubicado en la calle Joaquín Velasco Martín, en el barrio de Huerta del Rey.

El colegio, que funciona desde 1999 de la mano de los Corazonistas, imparte enseñanzas que van desde Infantil (desde un año) hasta Secundaria, con formación plurilingüe (inglés y francés) y aulas digitalizadas a cerca de 700 alumnos.