14 de noviembre de 2019
7 de marzo de 2014

Comienzan las obras de ampliación de la estación depuradora de Segovia, en la que se invertirán 25,8 millones

SEGOVIA, 7 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (Magrama), a través de la sociedad estatal Aguas de las Cuencas de España (Acuaes), ha iniciado la ejecución de las obras de ampliación de la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) de Segovia, que requerirá una inversión de 25,8 millones de euros.

El importe será financiado en un 70 por ciento por el Ministerio a través de Acuaes con ayudas del Fondo de Cohesión de la Unión Europea. El 30 por ciento restante será aportado por el Ayuntamiento de Segovia.

El objetivo de los trabajos es asegurar la correcta depuración de todos los vertidos de la ciudad segoviana y los municipios limítrofes de La Lastrilla y de San Cristóbal de Segovia, así como de los polígonos industriales de El Cerro y Hontoria, para que los efluentes tengan la calidad exigida por la Unión Europea.

La EDAR está diseñada para tratar un caudal medio de 41.280 metros cúbicos al día y para alcanzar puntas en el sistema de hasta 4.400 metros cúbicos a la hora, según han informado fuentes ministeriales. La infraestructura permitirá tratar las aguas residuales de una población de 147.920 habitantes equivalentes.

Los trabajos de ampliación y remodelación consisten en la renovación del pretratamiento, dotándole de un nuevo pozo de gruesos y realizando una remodelación integral, con la sustitución de todos los equipos y construcción de un nuevo edificio cerrado y desodorizado.

Se instalará una nueva decantación primaria y secundaria, así como una nueva decantación de pluviales con posibilidad de funcionar a modo de tratamiento terciario para afino del efluente.

Asimismo, se remodelará y ampliará el volumen del reactor biológico y se instalará una nueva línea de fangos, ampliada y completa para el tratamiento, almacenamiento y evacuación de los lodos producidos. Las obras contemplan además la construcción de nuevos edificios de proceso.

Con todo ello se prevé dotar a la nueva EDAR de una mayor flexibilidad operativa y funcional para cubrir las necesidades de depuración futuras.